martes, 29 de marzo de 2016

Gofres


Pues nada, ya pasó la Semana Santa y vuelta a la rutina. Para recuperarnos, nada mejor que dar un toque dulce para animar el espíritu, ¿verdad? Aquí os traigo una receta muy muy sencilla de gofres, bueno, más bien son waffles, es decir, la versión alemana, pero igual de ricos y no tan pesados.

La receta la he sacado del blog Cocotte Minute, que tiene infinidad de platos dulces y salados, todos ricos y fáciles, con un toque de originalidad. Opté por esta receta aprovechando que me han dejado una gofrera eléctrica, a la que estoy dando bien de caña (hago y congelo, hago más y vuelvo a congelar, no os penséis que mi dieta se ha reducido a gofres, jeje) pero se pueden hacer también con los moldes de silicona de Lekue (que también los tengo, aunque estos son míos al 100%) y, ¿por qué no? se podrían hacer en la sandwichera, ¿verdad? Porque no deja de ser una gofrera con otra forma. Esto lo tengo que probar algún día…ya os contaré.

Si queréis ver la receta original de Cocotte, pinchad aquí.

Y esta es la mía:

INGREDIENTES

125 gramos de mantequilla
25 gramos de azúcar
3 huevos
250 gramos de harina normal
2 cucharaditas de levadura normal
250 mililitros de leche

PREPARACIÓN

En un bol echar todos lo ingredientes: mantequilla derretida, azúcar, huevos y leche y batir. Añadir luego la harina y levadura y seguir batiendo hasta obtener una crema homogénea.
Enchufar la gofrera y cuando esté bien caliente verter una cantidad en los huecos, cerrar y esperar que se haga. Terminar toda la mezcla colocando los gofres unos encima de otros para aprovechar el calor.
Servir con sirope de chocolate y nata (mi mezcla preferida) o con lo que más os guste: mermelada, crema de cacao… ¡ñam!



OBSERVACIONES PARA PRINCIPIANTES COMO YO

Lo mejor es hacer la mezcla en una jarra con boquilla, de esas que vienen con las batidoras, por ejemplo, porque así se vierte mejor en la gofrera, sin que se derrame ni manche nada.

Si queréis aseguraros de que no se pegan los gofres, podéis engrasar las placas cada tres o cuatro tandas. Con un poco de mantequilla o aceite, así se desmoldará más fácilmente.

Si hacéis una buena cantidad, pero no los vais a comer todos, se dejan enfriar y se envuelven en film transparente para congelar. Cuando queráis merendar o desayunar gofres, solo tenéis que sacarlos la noche antes o en el momento, y meterlos en la tostadora. Así quedan calentitos y como recién hechos.



miércoles, 16 de marzo de 2016

Mojicones


Ya huele por estas tierras a Semana Santa y aunque esta no es una receta típica de estas fechas, a mí me recuerda mucho a los dulces que sí que son habituales en estos días por aquí. Y siempre es una excusa para, por fin, volver a publicar en este blog que parece que tengo un poco olvidado, pero que simplemente se trata de falta de tiempo, como os pasa a muchos.

La receta es de uno de los blogs más completos de cocina que llevo años siguiendo y que seguro que la mayoría conocéis: Webos Fritos, con esa pareja perfecta de cocinera-fotógrafo que conforman Su y su marido. Se trata de unos mojicones ideales para el desayuno o la merienda, acompañados por un buen vaso de leche para untar….y hacerla desaparecer, jaja.

Si queréis ver la receta original de Su, pinchad aquí.

Y esta es la mía:

INGREDIENTES

250 gramos de harina normal
6 huevos
180 gramos de azúcar
Ralladura de medio limón
3 cucharadas de agua
75 gramos de mantequilla
1 cucharada de levadura normal

PREPARACIÓN

En un bol, batir 4 cuatros y dos yemas (así que sobrarán dos claras). Añadir el azúcar, la ralladura de limón y seguir batiendo hasta mezclar bien.

Ahora se le añade el agua y la harina y levadura. Por último, se añade la mantequilla, previamente derretida y se bate todo bien.

Se precalienta el horno a 180 grados mientras se echa la mezcla en moldes de flanera, sin que rebose.
 


 



Meter en el horno durante unos 25 minutos. Dejar enfriar y desmoldar con cuidado.

CONSEJOS PARA PRINCIPIANTES COMO YO

Enharinar los moldes es importante para un buen desmoldado. También se pueden untar con un poco de mantequilla derretida o aceite, usando un pincel.

Para derretir mantequilla, la mejor opción es meterla en el microondas durante unos 30 segundos en el programa de descongelado, para que no hierva. Si ese tiempo no es suficiente, se meten otros segundos más. Así es más sencillo trabajar con ella.

Si queréis potenciar el sabor del limón, podéis añadirle unas gotas de esencia de limón


martes, 9 de febrero de 2016

Ensalada de quinoa



La quinoa es uno de mis descubrimientos de los últimos meses. Aquí os dejo una receta muy fácil para que a vosotros también os guste. Esta ensalada la probé el otro día en casa de unos amigos y no me resistí a repetirla en casa. Sorprende el toque crujiente que le da y es bastante saciante. Además, aporta un montón de beneficios, con proteínas, minerales y vitaminas, que siempre vienen bien.

Probadla y ya me daréis vuestro veredicto.


INGREDIENTES

Quinoa

Ensalada verde

Aceitunas negras sin hueso

Mango

Tomates cherry

Anacardos

Una pastilla de caldo de pollo

Sal, aceite y vinagre


PREPARACIÓN



Primero preparamos la quinoa. Para eso se pasa por el chorro de agua para quitarle posibles impurezas y se pone a cocer en caldo de pollo (para ello basta con deshacer un cubo de caldo en agua, según las indicaciones del fabricante), en proporción dos vasos de caldo por uno de quinoa, durante alrededor de 15 minutos. Lavar la quinoa con agua fría y reservar.

Para preparar la ensalada, en un bol echar los brotes verdes que hayas elegido (canónigos, mezclum...) y añadir los anacardos, las aceitunas negras, el mango y los tomatitos, todo troceado. Añadir la quinoa, remover y aliñar al gusto. Lista para servir.



OBSERVACIONES PARA PRINCIPIANTES COMO YO



Yo aún no lo he probado, pero he leído que la quinoa queda mucho más rica si primero se tuesta un poco en la sartén, le da más sabor.



Si no se consume todo el agua durante la cocción, se debe escurrir bien (aunque con cuidado para que no se caiga) para que quede bien seca y no agüe la ensalada.



Cocer la quinoa en caldo en vez de solamente en agua con sal le da más sabor y la ensalada gana bastante.





jueves, 21 de enero de 2016

Tarta de manzana light



Sí, las navidades han pasado, los propósitos de Año Nuevo están recientes pero…¿no hay ganas de dulce? Pues para que no os pese tanto, aquí os dejo una receta con conciencia fit, jajaja! Se trata de una tarta de manzana que está muy rica pero que no tiene tantas calorías. La receta es de Bea Uri, bueno, de su suegra, para ser exactos. 

Uri acaba de lanzarse a la blogosfera y tiene un montón de consejos para correr, estar en forma, encontrar chollo por internet, cocinar cosas sanas….vamos, un batiburrillo estupendo que os dará muchas ideas. Os aconsejo que os paséis por su blog a echar un vistazo y seguro que os engancha su buen rollo.

Si queréis ver la receta original de Uri, pinchad aquí.

Y esta es la mía:

INGREDIENTES
1 kilo de manzanas
3 huevos
250 mililitros de sirope de ágave
1 vaso de leche desnatada
1 vaso de harina
Medio sobre de levadura de repostería
Zumo de medio limón
Ralladura de medio limón



PREPARACIÓN
Lo primero es pelar las manzanas y trocearlas, echarlas en un bol y añadir los huevos, la harina, la leche, la levadura, el sirope de ágave, el zumo de limón y la ralladura. Se bate todo hasta conseguir una masa uniforme. Se vierte en un molde, previamente pincelado con un poco de mantequilla o aceite, para que no se pegue, y se mete en el horno, durante media hora, a 180 grados.

Servir con un poco de mermelada, sirope o helado. Y disfrutar con la conciencia tranquila, ;)





martes, 12 de enero de 2016

Patatas al horno




Si queréis un picoteo rico y diferente, o un acompañamiento para una carne, tenéis que probar estas patatas. Son super sencillas de preparar y tienen un toque especial y diferente, para que desaparezcan de la bandeja en cinco minutos.

La receta la he sacado de una página de Facebook , Tasty, que es muy curiosa: son vídeos que apenas duran un minuto y te dan mil y una ideas para recetas divertidas y sobre todo fáciles. Está en inglés, pero se entiende bastante bien.

INGREDIENTES

Patatas
Aceite de oliva
100 gramos de queso parmesano en polvo
Sal
Hierbas provenzales
Ajo en polvo
Pimentón dulce.

PREPARACIÓN

Lavar las patatas y sin pelar, trocearlas en gajos. Para ello partir por la mitad, esa mitad por la mitad otra vez y una última vez. En un bol, añadir cuatro cucharadas de aceite de oliva y mezclar con las manos. Añadir el queso parmesano y volver a mezclar con las manos.
En un bol pequeño mezclar sal, dos cucharadas de hierbas provenzales, dos cucharadas de ajo en polvo y otras dos cucharadas de pimentón.
Echar esta mezcla sobre las patatas y volver a remover para que se impregne todo bien.
En una bandeja de horno, cubierta con papel de estraza o similar, colocar los gajos de patata y, con el horno precalentado a 200 grados, cocinar durante 25 minutos aproximadamente.


OBSERVACIONES PARA PRINCIPIANTES COMO YO

Cuidado con los tiempos del horno para que no se quemen las patatas. Lo mejor es pinchar alguna con un tenedor y comprobar que está blanda. Así se pueden retirar ya del horno.

Si os gustan picantes, podéis sustituir el pimentón dulce por picante o cualquier otro condimento que le dé ese toque.