viernes, 4 de julio de 2014

Batidos verdes, licuados, smoothies…



Pues sí, yo también me he dejado seducir por esta sana moda de los licuados, batidos verdes, smoothies o como los queráis llamar. Se trata de tomar en un trago un montón de vitaminas, añadiendo a las frutas alguna verdura en crudo, lo que ayuda a introducir mejor en el cuerpo esa energía y todo lo bueno de la huerta, ¡jeje!
Sé que muchos sois reacios por el color, sobre todo aquellos batidos que llevan espinacas, que, yo también lo  reconozco, tienen un verde nada apetecible. Pero creedme si os digo que el sabor es buenísimo. Además, podéis hacer vuestras propias combinaciones para acercaros a la receta que más os guste.
Aquí os dejo una selección de algunos que yo me he tomado, por si os da alguna idea para iniciaros en esto. Los suelo hacer en una batidora americana y para desayunar, sacian bastante y son una bomba de vitaminas. Ya me contaréis si os animáis.





BATIDO DEPURATIVO
       


Ideal para el desayuno de los lunes, así se limpia el organismo de los excesos del fin de semana.
Ingredientes: el zumo de dos naranjas, 2 kiwis, 2 rodajas de piña, un puñado de espinacas, unas hojas de lechuga romana, medio tronquito de apio.

BATIDO ANTICELULITIS





No sí se será muy efectivo, pero la verdad es que es súper refrescante para esta época del año.
Ingredientes: el zumo de dos naranjas, el zumo de un limón, dos rodajas de piña y medio pepino pelado.


BATIDO DE REMOLACHA


 

Este tiene un color rojo intenso y un sabor dulce muy especial.
Ingredientes: el zumo de dos naranjas, un puñado de fresas, una remolacha cocida, un puñado de espinacas.



BATIDO DE PLÁTANO

 

Pura energía para empezar el día, este te da fuerza para afrontar toda la mañana, os lo aseguro.
Ingredientes: 2 plátanos, un yogur desnatado, 125 mililitros de leche (desnatada, o de almendras, o de soja), un puñado de almendras crudas, media manzana, edulcorante, tres hielos.


OBSERVACIONES PARA PRINCIPIANTES COMO YO

Solo os aconsejo que lo probéis, el que más os llame la atención, y ya veréis cómo repetís. Es una manera muy rápida y diferente de introducir alimentos sanos.

Además, en esta época del año, si tenéis los ingredientes en el frigorífico o si añadís hielos, es muy refrescante. Haced vuestras propias combinaciones para crear vuestro smoothie personal.

Eso sí, acordaos de añadir algo de verdura, que le da un plus a la mezcla. Si no tenéis batidora americana, pues con la de brazo de toda la vida, que saldrá igual.

Si la mezcla queda muy espesa, añadidle un poco de agua o más zumo o leche, según la receta


martes, 24 de junio de 2014

Hamburguesa de salmón





Este pasado fin de semana disfruté de lo lindo con el encuentro de blogueros de cocina en el que participé. Siempre leo con cierta envidia esos encuentros que tenéis en otras ciudades más grandes así que me hizo mucha ilusión poder participar en uno, organizado por Espe, del blog EspeSaavedra, que resultó todo un éxito. Cuando las cosas se preparan con mimo, se nota.

Fue una jornada muy, muy completa, con cata de germinados (toda una explosión de sabor en la boca, para nuestra sorpresa),
 



descubrimiento de uno de los mejores quesos de cabra que he probado jamás, Hircus,



corroborando que somos una de las zonas donde mejor se sabe hacer el pan, ya sea de trigo, centeno o maíz











  
y, por supuesto, enredando entre fogones. Nos dividimos en grupos para hacer tres recetas muy diferentes de hamburguesas, que nos hicieron olvidar en seguida las tradicionales de ternera. Unos hicieron una de pollo con un original rebozado de copos de maíz, súper crujiente,







otros sorprendieron con una de sepia









A mi grupo nos tocó hacer hamburguesas de salmón, muy, muy recomendables, así que os traigo la receta para que probéis vosotros mismos. Va sin cantidades fijas porque lo hicimos todo “a ojo”, pero no tiene ninguna complicación.

INGREDIENTES

Salmón fresco cortado en taquitos
Ajo en polvo
Sal
2 huevos
Nata líquida
Pan rallado
Pistachos

Para la salsa
Mahonesa
Mermelada de melocotón

PREPARACIÓN

En un bol profundo se echa el pescado y se añaden el resto de ingredientes: un chorro de nata, ajo en polvo, sal (se comprueba el punto por si hay que añadir más), los huevos, pan rallado hasta que coja un poco de consistencia la mezcla y pistachos un poco troceados y bien pelados.
Se mezcla todo muy bien y con cuidado se forman las hamburguesas, que se pasarán a una sartén con aceite bien caliente para hacerlas por ambos lados.









Servir con la salsa de mahonesa y melocotón, que solo hay que mezclar hasta conseguir el dulzor que se quiera.





OBSERVACIONES PARA PRINCIPIANTES COMO YO

Lo más complicado es formar las hamburguesas, porque no son tan consistentes como las de carne, pero con un poco de paciencia, y un molde redondo si se tiene, se consigue. 

Hay que comprobar que la hamburguesa está bien hecha por dentro, que no quede cruda a pesar de que por fuera parezca que está.

Esta receta también se puede hacer sustituyendo el salmón por atún fresco.

Y para terminar, os presento a los compañeros que tuve y que comparten todo su saber culinario en sus blogs. Descubridlos y disfrutadlos pinchando en sus nombres.