miércoles, 30 de mayo de 2012

Salmón con verduras al microondas




¡Guau! Dos entradas en un mes y solo una es receta (esta que estáis a punto de leer). Qué tiempos aquellos en los que escribía hasta diez recetas al mes. En fin…vamos a lo que vamos.
Últimamente le estoy dando mucho uso en la cocina a un utensilio que quizá tengáis, se trata del estuche de vapor de Lékué, una maravilla que lo mismo te hace un pescadito, que un revuelto o una tarta de queso para sacarte del apuro de un capricho dulce. Pero como yo ahora me estoy “portando bien” con la comida, lo utilizo sobre todo para hacer pescado y verduras. Es súper rápido, con diez minutos ya tienes resuelta la cena y de una manera bastante sana. Este cayó en mis manos casi de casualidad, porque en principio fue un regalo que le hice a mi madre por su cumpleaños pero después de que en un año ni lo sacara de la caja, me lo agencié con todo el morro. A una hija se le perdona todo, ¡ja,ja!
Os dejo una de las últimas cenas que me hice, aprovechando cosillas que tenía en el frigorífico, como un puerro (que le da un sabor muy rico, distinto a la cebolla), medio tomate (para aportar jugosidad) y un pimiento. Todo para acompañar a un buen trozo de salmón, ¡hummmm!

INGREDIENTES

Salmón
Un tomate
Un puerro
Un pimiento
Sal
Aceite

PREPARACIÓN

Se parte en rodajas el puerro, una vez lavado y sin las partes verdes, y en tiras el pimiento. Se colocan en el estuche de vapor y se sazona con sal y un chorro de aceite.
Se introduce el estuche cerrado, con la potencia del microondas al máximo y se cocina durante seis minutos.
Con cuidado, se saca el estuche y se abre para colocar encima de la verdura, que ya estará bastante blandita, el pescado. Sobre él, se echa el tomate en pequeños tacos y se vuelve a introducir al horno otros cinco minutos.




 
Sacar con cuidado de no quemarse con el vapor cuando se vaya a abrir el estuche y servir en el plato.



 
OBSERVACIONES PARA PRINCIPIANTES COMO YO

Es bastante sencillo así que apenas hay consejos. Solo dos apuntes:

Reitero: mucho cuidado al sacar el estuche del microondas y al abrirlo, porque el vapor os puede quemar. Ya os aviso.

Dependiendo del grosor del pescado, tendrá que estar un poco más o menos cocinándose. Lo podéis comprobar y si necesita un par de minutos más, lo volvéis a meter.

Hace un tiempo me compré el libro de recetas para principiantes de Lékué para hacer cosas con el estuche de vapor y, la verdad, da muuuuchas ideas.




 
Ya os pondré alguna de ellas. Buena entrada en junio a todos!!!



 

3 comentarios:

carmen dijo...

Bea, te ha quedado muy sano el salmón, es una forma muy sana de tomar el pescado.
besos,

Akane dijo...

Me gusta mucho cocinar al vapor; tengo una cesta de bambú en Murcia que es genial aunque un poco follón, y aquí uso un utensilio similar al de Lekue, pero de Silikomart, la verdad es que es muy práctico :).
El salmón tengo que reconocer que fresco no me gusta mucho porque es muy graso y me cansa en seguida, pero yo hago cenas como la tuya con otros "peces" a menudo :).

Un abrazo

Con Corazón de Azúcar dijo...

Hola Bea...soy una enamorada de todo los que hace Lékué...y que buena pinta tiene el salmón....
No conocía tu blog pero desde ya te sigo...me encanta! y te invito a visitar el mío en www.concorazondeazucar.com Además estamos de sorteo! Te espero...Un besote! Flor