viernes, 20 de julio de 2012

Lasaña de gambas y calabacín


Esta lasaña es totalmente vegetal aunque el día que la hice estuve a punto de darle un toque de carne, porque me llevé literalmente dos dedos por delante con la mandolina (instrumento infernal al que le he cogido un pelín de miedo). Gajes de cocinillas aparte (y más si somos zurdas), la receta me la recomendó mi amiga Arantxa, que ya se había chupado los dedos (que no cortado, como yo) en varias ocasiones con este plato, así que, obviamente, tenía que probar a hacerlo, que también de cosas saladas vive el hombre, no solo de bizcochos, postres y dulces, no?
La receta es de un as de la cocina y la blogosfera, Su, de Webos Fritos, a la que sé que no hace falta ni presentar. Tiene un blog maravilloso con recetas para todos los gustos: fáciles, complicadas, elaboradas, para salir de un apuro, para darle un toque final dulce a nuestro menú….Esta la incluye en recetas para llevar en tupper a la oficina y yo os la recomiendo encarecidamente, a pesar de mi percance.

Si queréis ver la receta original de Su, pinchad aquí.

Y esta es la mía:

INGREDIENTES

1 calabacín
Jamón de York en lonchas
Queso para fundir

Para la bechamel de gambas

400 mililitros de caldo de pescado
50 mililitros de nata líquida
2 cucharadas soperas de harina
200 gramos de gambas congeladas
1 cucharada de tomate frito
Sal
Pimienta
Aceite

PREPARACIÓN

Lo primero es hacer la bechamel. Para ello, se descongelan las gambas (obviamente) y se escurren bien. En una cazuela se fríen con un poco de aceite y se salpimentan. Se añaden las dos cucharadas de harina y se da vueltas para, a continuación, ir echando el caldo de pescado, que tiene que estar caliente, y con unas varillas dar vueltas hasta que se forme la bechamel.
 



Añadir a la mezcla la nata y el tomate frito y reservar.
Ahora comenzamos a preparar la lasaña. Para ello, se pela y lava el calabacín y con cuidado (subrayo, con cuidado, jeje!) se parte en lonchas finas. En unas sartén se fríe un poco con sal para que se cocinen.
En el recipiente donde vayamos a montar la lasaña, se vierte un poco de bechamel de gambas y luego se va poniendo capas de calabacín, jamón de York y bechamel, hasta finalizar con una capa de bechamel, sobre la que se espolvoreará queso rallado para fundir.









 
 

Precalentar el grill y poner el molde unos minutos para que se funda y caliente todo bien. Servir y disfrutar.




OBSERVACIONES PARA PRINCIPIANTES COMO YO

No sé si le eché mucha sal al calabacín cuando lo cociné en la sartén, o si le eché demasiado a las gambas o si el caldo de pescado estaba muy salado….El caso, que me quedó una lasaña salada, así que yo para la próxima me contendré con el salero. Lo aviso por si acaso, para que no os pase lo mismo, porque el plato estaba espectacular y es una pena estropearlo así.

Sobre el caldo de pescado, en la receta original, como es una artista, ella pone fumet de pescado, que yo no sé ni hacerlo porque, entre otras cosas, en casa no es que se cocine mucho pescado y no sobran cabezas y espinas para hacer uno. Yo resolví la papeleta haciendo un caldo propio con una pastilla de pescado, que ya sé que no es lo mismo, pero para un apuro…funciona!








2 comentarios:

Akane dijo...

Pobre!!! ¿Te han quedado secuelas? ¿Sangró mucho? Ay, es que me dan mucho miedo las mandolinas, y eso que jamás he usado una! Uf, espero que fuera sólo un susto gordo. Cuídate bien :).

La lasaña me encanta, y más sin carne! :D Riquísima, qué jugosa, y qué bien montadas las capas ^^.

Un abrazo

Bea la cocinillas dijo...

El dedo meñique sangró como un cochinillo, jeje! y encima era la mano izquierda y yo soy zurda y estaba sola en casa así que imagínate el "show" para taponar la herida. Pero todo bien, una semana con los dos dedos vendados como su fuera ET y asunto arreglado, gajes de cocinillas! Ya sabía yo que a ti esta receta te iba a gustar....con unos buenos calabacines de la huerta murciana tiene que salir genial! Besos