martes, 5 de agosto de 2014

Helado de Nutella



El calor va y viene, este verano está siendo un poco loco, pero aunque truene, tenéis que probar a hacer este helado porque es muy, muy fácil y…no va a sobrar ni un poquito. Lo tengo comprobado, siempre que lo hago para una comida o cena de amigos no queda ni una avellanita. Por eso he tardado tanto en subir la receta, porque era incapaz de hacerle una foto. No necesitáis ni heladera ni mucha paciencia, solo comprar un bote grande de Nutella y a disfrutar.
La receta la saqué del blog Objetivo: cupcake perfecto, de la maestra Alma Obregón, que sabe hacer más cosas que cupcakes y salir a correr por cualquier terreno (que viendo su blog, uno entiende el por qué de esa pasión por el deporte que le ha dado, ¡je,je!)

Si queréis ver la receta original de Alma, pinchad aquí.

Y esta es la mía:

INGREDIENTES

400 mililitros de nata para montar
250 gramos de Nutella
50 mililitros de leche
50 gramos de azúcar

PREPARACIÓN

En un bol se echan todos los ingredientes y se mezclan bien con una cuchara. No se necesita ni siquiera una batidora, eso sí, que todos ellos estén a temperatura ambiente para que se integren mejor.


 
 Se vierte la mezcla en un recipiente de aluminio y se mete una hora en el congelador. Pasado ese tiempo se saca y se vuelve a dar vueltas con la cuchara, para conseguir la textura de helado. Esa operación basta con que se haga un par de veces, porque los ingredientes son muy cremosos y apenas harán escarcha. La última vez que se bata se echan, si se quiere, las avellanas.
Sacar minutos antes de comer para que no esté muy duro y a atacar con la cuchara!






OBSERVACIONES PARA PRINCIPIANTES COMO YO

Si es la primera vez que hacéis helado, esta es la receta más sencilla y resultona que podáis encontrar. No tiene ningún misterio y los invitados van a flipar con el resultado.

Es preferible hacerlo en un molde de aluminio, de esos de los bizcochos, mejor que en uno de plástico, porque se congela y se maneja mejor.

La opción original es Nutella, pero si sois más de Nocilla también vale, seguro.

Lo de echarle tropezones también es opcional. Está rico tanto solo como con avellanas o algún otro fruto seco, trocitos de galleta o incluso de chocolate, para los muy, muy golosos.


 





 

4 comentarios:

Maialen Fernández de Arroiabe dijo...

Menuda tentación Bea!! Creo que por ahora me voy a resistir a este postre pero me lo voy a apuntar para una ocasión especial!! ;-) Gracias por compartir tus recetas!! Besos y disfruta del verano!!

www.hablamosdemoda.es

Liliana Fuchs dijo...

Pero qué peligro tiene esta receta! Con lo que nos gusta en casa la Nutella, madre mía... habrá que probarlo :).

Un abrazo

Julia dijo...

Me ha gustado tu bloc, he encontrado cosas muy interesantes, te invito a visitar el mío esta semana mesas marineras, restaurantes curiosos y una receta refrescante espero que te gusten mis propuestas y me encantaría que si no eres seguidora te hicieras para seguir compartiendo nuestros blogs
Elracodeldetall.blogspot.com

Trini Altea dijo...

Bea me tienes los jugos gástricos revolucionados viendo tus fotos.