viernes, 27 de noviembre de 2009

Bea y un clásico

Tendría que haber puesto esta receta hace muuuuuucho tiempo, porque es una de mis favoritas y de las que más repito a lo largo del año, pero una va descubriendo cosas y deja los clásicos a un lado, ¡ja,ja!.

Llegó el momento, aquí os presento la TARTA DE QUESO de toda la vida. Es muy sencillita de hacer y queda de lo más rico, os lo aseguro. He probado a hacer otras tartas de queso con otras recetas pero, sin duda, me quedo con la de Carmelilla, cuyo blog ya estáis tardando en ver si todavía no lo habéis visitado. Os va a enganchar, seguro.

Eso sí, yo la he tuneado un poquito, porque le hago una base de galleta, que nos gusta mucho en casa.


Si queréis ver al receta original de Carmelilla, pinchad aquí.


Y esta es la mía:


INGREDIENTES


1 tarrina de queso de untar o 10 quesitos

3 huevos

1 yogur natural o de limón

La medida del tarro del yogur de azúcar

La medida del tarro del yogur de harina

La medida del tarro del yogur de leche

1 bote pequeño de nata líquida


Para la base de galletas:

Galletas tipo “María”

Mantequilla


PREPARACIÓN


Lo primero, la base de galletas. Hay que moler bien las galletas y añadirle mantequilla derretida hasta conseguir una pasta. Esta se extiende sobre el molde que se haya elegido para hacer la tarta, cubriendo todo el fondo y los bordes.


Ahora es el turno de la tarta. Nada más fácil. Antes de nada, precalentar el horno a 180ºC. Se baten todos los ingredientes (queso, huevos, yogur, azúcar, harina, leche y nata líquida) hasta conseguir una masa sin grumos.

Esa masa se echa sobre la base de galletas, con cuidado, para que no se levanten y se mezclen con la masa.

Meter al horno durante media hora.


Comprobar si está hecha pinchando con un palillo y comprobando que este sale limpio. Dejar enfriar y….¡lista para comer!


OBSERVACIONES PARA PRINCIPIANTES COMO YO


Quizá lo más complicado, por decir algo, es preparar la base de galletas. No he dado cantidades de galletas y mantequilla porque eso depende de lo grande que sea el molde que se elija. Lo que podéis hacer es ir moliendo las galletas de poco en poco, añadir la mantequilla y extender en el molde. Si se necesita más, pues se muelen otras tantas galletas y se derrite un poco más de mantequilla. Así hasta que consigáis cubrir el molde. Además, eso va en gustos. Por ejemplo, a nosotros nos encanta que la base sea gordita, para que quede más crujiente, por eso yo le echo muchas galletas.


Eso sí, para moler las galletas lo mejor es usar el accesorio de la picadora de la batidora o algún aparato similar que tengáis. Ese truco me lo enseñó mi amiga Judit, que es una cocinera de verdad, y me vino fenomenal, porque yo antes me ponía a moler las galletas en el mortero y era un rollo, además de más trabajoso.

El hacer la crema no tiene ningún misterio, como os habréis dado cuenta. Sólo os digo que tengáis cuidado al verterla sobre la base de galletas, porque si la echáis con mucha fuerza, puede que la base se levante de ese lado. Pero es pura estética, estará rica igual.


Eso sí, si podéis, os aconsejo que hagáis esta tarta de un día para otro. Está mucho más rica si reposa un día entero en la nevera, lo tengo comprobado.


ATENCIÓN!!! La última vez que hice esta receta, para una comida familiar el pasado fin de semana, no tenía queso de untar ni quesitos, pero sí un tarro de queso mascarpone. Probé a ver qué tal y os aseguro que quedó súper rica, mucho más suave y dulce. El toque ácido del queso de untar o los quesitos queda muy bien como contraste, y está muy bueno, pero el resultado con el mascarpone me sorprendió gratamente. Probad a ver cuál os gusta más, yo creo que, para mí, gana el mascarpone.


Por último, también va en gustos, deciros que la tarta la podéis adornar con mermelada de fresa o mora o frutos rojos. También queda bien la de melocotón, y si es casera, ya sabéis, mucho mejor. A mí me encanta acompañar esta tarta con mermelada, pero otros prefieren comerla sin nada más. A vuestra elección lo dejo.





12 comentarios:

Arantxa dijo...

Hola Bea. Lo cierto es que me tienta el hacer esta tarta, o sus variaciones, con mascarpone. Respecto al truco de cómo moler las galletas, otro más rudimentario. Si no dispones de accesorios de la batidora (me ha pasado varias veces):
1º metes las galletas rotas en una bolsa y la cierras bien
2º pasas el rodillo o una botella de vidrio por encima
3º galletas molidas...

Un saludo

Anónimo dijo...

Qué recuerdos, ésta tarta es la que hacía mi madrina y siempre se la pedíamos en los días especiales.
Bea, hija mía, que no me aclaro con esto y siempre salgo como anónimo..pero imagino que ya sabes quien soy.
Un beso

Akane dijo...

Debido a mi intolerancia a la lactosa nunca he comido tarta de queso ni he probado a cocinarla... y eso que a mi novio le encaaaanta. Tengo pendiente buscar una forma de hacerla sin lactosa, a ver si descubro una versión rica...

A mi también me gustan las bases de galletas+mantequilla; y el truco que cuenta Arantxa es el que suelo usar.

Un beso

Laura. dijo...

Que rica esta tartita de queso, cada una tiene su versión y su preferida.. esta pinta muy bien.
Besos!

sara dijo...

Esta tarta es de mis favoritas. La tuya tiene una pinta estupenda!!!
Bs!

OLGUIS dijo...

tienes toda la razon es una verdadera delicia.
Yo lo hice hace monton de tiempo y quedó deliciosa.
Saludos
olguis.

Bea la cocinillas dijo...

Arantxa,
gracias por el truco, me lo apunto.
Anónimo,
ya no tienes que esperar a fechas especiales para hacerla, ya ves que es muy fácil....y sí, ya descubrí quién eres y me hace mucha ilusión que me visites tan a menudo. Espero verte estas navidades.
Akane,
ya sé lo de tu intolerancia, pero con lo gran cocinera que eres, seguro que encuentras una solución para disfrutar como el resto. Y si no, tienes un montón de otras cosas ricas que tú sabes hacer.
Laura,
sí, es cierto, está bien rica...y fácil, como a mí me gusta. Tú ya estás a otro nivel, que se sigo y alucino con tus progresos
Sara,
pues hala, a probarla para que ese blog que acabas de iniciar crezca y crezca y crezca....
Olguis,
qué agradable sorpresa tu comentario. ¿Sabes que tu blog fue uno de los primeros que descubrí cuando empecé a interesarme por la cocina? Te sigo desde hace muuuuuucho tiempo. Besos a todos!

Paula dijo...

es verdad, si te gusta la tarta de queso tiene infinitas combinaciones, quesitos, queso de untar, mascarpone...con todas esta deliciosa ;)

Salu2. Paula
http://conlaszarpasenlamsa.cultura-libre.net

Caldebarcos dijo...

Que tienes antojo de algo dulce, pues nada haces esta mezclita y tiene qe estar deliciosa y lo mejor rápida. Me encantan tus matizaciones.
Biquiños dulces

Bea la cocinillas dijo...

Paula,
es c ierto, para mí, lo del mascarpone, que ya lo había usado para tiramisú y bizcochos, ha sido todo un descubrimiento aquí. Desde YA me declaro fan de este tipo de queso, jeje!
Caldebarcos,
bienvenida a mi blog. Ahora me paso a descubrir el tuyo, que no lo tenía fichado. Besos!

Da y Mer dijo...

Una de mis preferidas, te quedó super esponjosa, que rica!!!. Saludos

Bea la cocinillas dijo...

Da y Mer,
muchas gracias pareja. Me apunto vuestro blog para visitarlo a menudo, tiene muy buena pinta!