lunes, 10 de diciembre de 2012

Tartiflette


Amor a primera vista. Esto es lo que sentí al ver la receta en el blog de Cocotte, del que os he hablado en una entrada anterior y al que os animo a visitar, porque cada semana se supera un poquito más… y con recetas bien sencillas. A mí me tiene enganchada cada domingo, la verdad.
El plato, tartiflette, es de origen francés, por lo visto, y de ligero no tiene nada…¡por eso está tan rico! Lo hice el otro día para la cena con unos amigos y en la fuente no quedó ni un poquito, así que es un éxito asegurado.

Si queréis ver la receta original de Cocotte, pinchad aquí.

Y esta es la mía:

INGREDIENTES (para 4 personas)
5 patatas
1 paquete de bacon ahumado
Media cebolla
1 bote pequeño de nata líquida (200 mililitros)
1 cuña de queso brie
Sal
Pimienta

PREPARACIÓN
Para comenzar, se pelan las patatas, se lavan bien y se parten muy finitas, como si fuera para hacer tortilla. Salpimentar.
Freírlas en aceite bien caliente y reservar en un plato con un poco de papel absorbente para que escurra un poco el aceite.
Partir la media cebolla en trocitos pequeños y pochar en la sartén hasta que quede blandita. Haced lo mismo con el bacon y reservar.
Para preparar el queso brie, quitarle la capa blanca y cortar en lonchas más o menos finas.
Ahora que están todo los ingredientes, vamos con la preparación del plato. En la fuente que vayáis a meter en el horno, pincelad el fondo con un poco de aceite o mantequilla para que no se pegue. Para montar el plato hay que poner los ingredientes en capas: primero las patatas, luego la cebolla, el bacon, la nata y finalmente el queso brie. 




Repetir el proceso y terminar con una capa de patatas fritas.
De forma opcional, se puede rallar un poco de queso por encima antes de meter en el horno.
 



 

Estará hecho en unos 15-20 minutos, para que el queso se funda bien… ¡y listo para servir!


OBSERVACIONES PARA PRINCIPIANTES COMO YO

Lo he comentado en mis primeras recetas, pero os lo recuerdo aquí. Si no sois muy hábiles con el cuchillo (como es mi caso) la mejor manera de cortar la cebolla en trocitos pequeños sin ver cómo peligran tus dedos es meterla en la picadora. Ella hace todo el trabajo sucio.

Como sugiere Cocotte, es mejor “pelar” el queso brie y cortarlo recién sacado de la nevera, para que no se desmenuce mucho, porque es muy tierno.

Acordaos de dividir los ingredientes de la siguiente manera para tener suficiente para cada capa: las patatas fritas en tres y el queso, bacon y cebolla en dos.

En la receta original también le añaden un chorro de vino blanco tras cada aportación de nata, por si os apetece.
 


4 comentarios:

maria --decorecetas-- dijo...

al igual que a ti, yo me he enamora do de esta receta nada más verla!

Akane dijo...

Madre mía, qué pintaza tiene! Aunque para mí no es muy adecuada, entre que no me gusta el bacon y la cantidad de lactosa que lleva... peeeero seguro que la puedo adaptar, así podremos disfrutarla el elfo y yo (sin bacon :P) :D.

Un abrazo

CocotteMinute dijo...

Ay, Bea, que ricaaaaaa!! Un millón de gracias x tu mención!! No sabes lo que me alegro de que te haya gustado y de que la compartas en tu maravillosos blog!! Mil bss. Cocotte!

Bea la cocinillas dijo...

María,
pues ya sabes, no te va a defraudar, palabra de cocinillas!
Akane,
adapta, adapta, que el elfo te lo va a agradecer. Y de postre....una red velvet! jaja
Cocotte,
de nada chata, tú sigue poniendo cositas tan ricas en el blog y yo copieteo con alegría, faltaría más!