jueves, 25 de noviembre de 2010

PASTEL INVERTIDO DE PIÑA

Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Noviembre nos invita a preparar todo un Pastel Invertido.


Y yo me dije cuando leí la receta: ¡ah, bueno, un bizcocho con piña, qué fácil! Ya, ya….no una, sino dos, DOS! veces he tenido que hacer este reto para que quedara más o menos decente. Esta vez casi me pilla el toro, pero aquí estoy, cumpliendo con los plazos.


Esta es la receta:


INGREDIENTES


Para la cubierta


60 gramos de mantequilla

80 gramos de azúcar blanca

80 gramos de azúcar morena

550 gramos de piña en almíbar, bien escurrida.


Para el bizcocho


195 gramos de harina de repostería

2 cucharaditas de levadura en polvo

1/4 cucharadita. de sal

120 gramos de mantequilla

200 gramos de azúcar

1 cucharadita de extracto de vainilla

2 huevos

120 mililitros de leche


PREPARACIÓN


Para un molde de unos 23 centímetros. Horno a 180ºC.

Colocamos los dos tipos de azúcar y la mantequilla en una cacerola pequeña y lo cocinamos a fuego medio durante hasta que todo se haya disuelto y adquiera una textura homogénea. Seguidamente lo dejamos cocer un poco más hasta que veamos que el azúcar empieza a caramelizar, unos minutos.


Seguidamente retiramos del fuego y lo vertimos sobre el molde que vayamos a utilizar, el cual previamente habremos engrasado, colocamos encima los trozos de piña y las cerezas en el centro, o cualquier otra fruta que vayamos a utilizar, y reservamos.



En el bol de nuestra batidora eléctrica batimos la mantequilla y el azúcar hasta que nos quede esponjosa y suave, una vez obtenida esta consistencia añadimos el extracto de vainilla y seguimos batiendo, continuamos añadiendo las yemas de los huevos de una en una, batiendo bien después de cada adicción.

Mezclamos la harina, la levadura y la sal y la añadimos a la masa anterior, en tres veces, alternándola con la leche y batimos hasta incorporar todos los ingredientes.

En otro bol, batimos nuestras claras hasta montarlas y obtener una textura de pico firme.

Incorporamos las claras montadas a la masa, lo haremos en dos veces, y con la ayuda de una espátula la vamos integrando pero con cuidado de no batirlo en exceso.


Vertimos nuestra masa sobre el molde, alisamos la parte superior y la horneamos durante 50 minutos aproximadamente, o hasta que pinchemos nuestro pastel y veamos que nuestro palito sale limpio.



Una vez tengamos nuestro pastel horneado, lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar dentro del molde, unos 10 minutos. Seguidamente lo desmoldamos y lo dejamos enfriar por completo.

OBSERVACIONES PARA PRINCIPIANTES COMO YO

Ante todo…¡mucha paciencia! Sobre todo a la hora de desmoldar, u os quedará algo parecido a esto:



Tengo comprobado que la gelatina y el caramelo no son mi fuerte, por eso siempre evito recetas que lleven alguno de estos dos ingredientes (tengo malas experiencias que no quiero ni recordar). Así que, viendo cómo estaban transcurriendo los acontecimientos, opté por la vía fácil para lograr el reto (lo siente, hice un poco de trampa, lo confieso) y os lo cuento para los principiantes como yo. Dos recomendaciones básicas para que este pastel sea una realidad en vuestra cocina:

1.- Usar caramelo comprado (sí, lo sé, una aberración para muchos, pero una opción al fin y al cabo). Así os evitaréis que se pegue a las paredes como si le fuera la vida en ello y además que se lleve consigo medio bizcocho.

2.- Utilizar un molde desmontable, para poder, al darle la vuelta, intentar mejor que os quede el postre entero.



Nada más, voy a pasarme a ver vuestras delicias para morirme de envidia de lo bonito que os ha quedado al resto. ¡Ánimo con el resto de semana!

16 comentarios:

Carol dijo...

Pues a mi se me desmoldó bien, pero lo que es fotografiarlo, no hubo manera de que quedara decente....

Hemos hecho la misma versión con piña!

Un besito!

Catieu dijo...

Tranquila, a mi me ha pasado más de una vez, y siempre cuando voy más justa de tiempo.
El de la foto se ve delicioso, así que seguro que valió la pena repetir..... ;)

virginia dijo...

Pues muy bien me parece usar caramelo comprado, la cocina es para pasarlo bien no para sufrir. Me ha encantado tu receta. Yo la hice de lichis si te apetece pasate a verlo.

Un besito.
elhornodevirginia.blogspot.com

Akane dijo...

Pues a la segunda te ha quedado más que bien, sobre todo teniendo en cuenta que no es un cake sencillo de pillar a la primera, y menos sin molde desmontable. Yo de piña nunca lo he hecho, aunque es un clásico y ya le tengo ganas. Me gusta el nombre en inglés, upside-down cake :)

Un abrazo

dadá dijo...

Esas cosas nos pasa a todos, sobre todo cuando vamos con prisas. Lo importante es que se pueda arreglar y que esté bueno de gusto.

Para la próxima vez usa este truco: recorta un círculo de papel vegetal, le haces un agujero y lo pones en el fondo del molde. A la hora de desmoldar sólo tienes que pasar una espátula por los laterales, tapas el molde con un plato para darle la vuelta y sale rápidamente. No falla.
Besos

kanela y Limón dijo...

A todos nos ha pasado eso alguna vez, sobre todo si vas con prisas. Al final, te ha quedado perfecto.
Un besiño.

antonia dijo...

te ha quedado perfecto pero me hago una idea del momento "desmolde" del anterior... me pasa lo mismo que a tí... el caramelo se me resiste!!
besos

Arantxa V dijo...

El bollo y la foto, ¡perfectos!!!

Ingrid dijo...

Esta cosas siemore pasan Bea de vez en cuando! te ha quedado perfecto en el top! y seguro que está buenísimo!
Muchos Besos

Lydia dijo...

La verdad es que es una lástima que pase eso después de todo el trabajo. Pero mira al final que bien! Bsss

Virginia dijo...

Cuantas veces me ha pasado a mi esto!!!! Ayer, sin ir más lejos fui a desmoldar un bizcocho de naranja y... se me "repego" pero lo no tanto y pude salvarlo y para salir del paso le heche chocolate por encima.

Laura y Paloma dijo...

Osea, que el caramelo casero no sólo se pega sino que encima arrastra todo lo que puede con él... jaja Y es que también vaya molde fuiste a elegir, el más difícil para desmoldar... Gracias a ti vamos prevenidas por si lo hacemos.

Oye, que el segundo te ha quedado muy bien. Además aunque no saliera el primero muy fotogénico seguro que os lo comísteis tan agustito aunque fuera a trocitos ;-)
Un beso!

Bea la cocinillas dijo...

Gracias a todas!!!! me encanta que os paséis por aquí....hoy ando taaaaan liada que ni tiempo tengo de responderos una a una, lo siento! Feliz finde

Paula dijo...

ains, yo quiero hacerlo pero veo que a más de una no os ha salido a la primera, tendré que tener paciencia, como has tenido tú para repetir en su caso. Porque desde luego el de la primera foto te ha quedado genial ;)

Salu2, Paula
http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net

Kako dijo...

Bea, hace tiempo que no me pasaba por aquí.
Ustedes me están tentando con este pastel invertido, de verdad que se ve super rico y que buena la idea de hacerlo en un molde redondo.
Un besito

Beatriz dijo...

El que la sigue la consigue ¿no?. Yo solo lo he hecho alguna vez con manzanas. El tuyo de piña tiene muy buena pinta.

Ah!, la manteca yo la compro en supermercados grandes, carrefour, el corte ingles. Si pones chocolate bueno pues turron bueno que sale ¿verdad?. Gracias por tu visita.
Bss