viernes, 15 de junio de 2012

Casa Tara


En estos tiempos de crisis, primas de riesgo, caída de bancos y paro por toneladas me admiran aquellas personas que se lían la manta a la cabeza y comienzan un nuevo negocio. Algo así como “o tiramos pa´lante o nos terminamos de hundir”. 
Un ole por todos ellos y aquí os traigo hoy un ejemplo (gastronómico, por supuesto). Se trata del restaurante Casa Tara, un lugar peculiar en un pequeño pueblo de Sayago, en la provincia de Zamora. Está en Fresno, una localidad que no llegará a los cien habitantes (tirando por lo alto) y que, desde hace pocos meses, acoge este rincón “delicatessen”, donde la amabilidad y el buen servicio son sus señas de identidad y que tiene en la cocina a una experta que estuvo tiempo trabajando en El Ermitaño, un restaurante de Benavente que, hasta hace dos años, ostentaba una estrella Michelín.
El cargar una sola persona con el peso de la cocina hace que para ir allí a comer tengas que reservar al menos con 24 horas de antelación, ya que se hacen con los ingredientes del menú el mismo día. Se trata de una carta degustación, en la que puedes elegir entre carne y pescado del plato principal. El resto viene dado, pero está realmente delicioso.
Yo os muestro hoy el primero de sus menús, porque ahora mismo están “investigando” para ofrecer nuevos platos.



 
Croquetas de ibéricos. Según me contaron, están hechas al horno. Aparte de su sabor intenso, lo impresionante es la suavidad de la bechamel, que creo que la consiguen añadiendo gelatina a la mezcla.

 
  
Risotto de setas con foie. Tras el entrante, una delicia de primer plato. La cantidad justa para degustar este meloso arroz con el sabor de las setas y el toque del foie y tener sitio para el plato principal.





Carrillera con espuma de patata. Para quienes elijan carne. Esta, se deshace en la boca y la espuma de patata tiene un delicado sabor que contrasta muy bien con el sabor más fuerte de este tipo de carne.


 


Lomo de bacalao sobre lecho de espuma de patata y espinacas. Pescado fresco muy bien cocinado, nada fuerte de sabor y que hace buena combinación con la guarnición elegida.


 

Coulant de chocolate con helado. Una auténtica tentación de chocolate, servido templado y acompañado por una bola de helado. El de la foto es de mandarina, pero la última vez yo lo comí de frambuesa y... ¡no sabría con cuál quedarme! Para mí, un colofón perfecto para terminar la comida.

 
La boca se os hace agua, ¿verdad? Pues lo mejor está por llegar: el precio….20 euros!!! Eso sí, bodega aparte (para los que no bebemos vino, un chollo total, ¿verdad?)

¿Os habéis quedado con las ganas de probar todas estas delicias? Pues apuntad los teléfonos a los que podéis llamar para reservar: 980.61.87.50 / 650.96.28.26 / 695.98.49.72. Y es que ni tienen página web ni se les puede encontrar todavía en Páginas Amarillas.

Ya me contaréis si alguno/a se anima. Yo por mi parte solo os lo puedo aconsejar al 100%.

5 comentarios:

Walkiria dijo...

WOWWWWWWWW, QU MENU MAS DELICIOSO POR DIOS, QUIEN ESTUVIERA AHI Y ME COMIA TODO O PROVABA DE TODO ;). Un fuerte abrazo y muchas bendiciones

Bea la cocinillas dijo...

Walkiria, tienes razón....yo de mayor quiero saber cocinar así! Un beso gordo para ti también

Luis Fernandez Alonso dijo...

Ayer estuve en este restaurante y coincido con todo: el trato, el servicio y sobre todo la cocina. No solo la pinta que tiene, sino que es realmente sorprendente. Además, para los que si bebemos vino, la bodega tiene unos precios mas que razonables.

Altamente recomendable.

María Victoria dijo...

Estos platos tienen realmente muuuucha pinta!!
>Como puedo hacer para poder pedirlos por delivery para la semana proxima que es el aniversario con mi novio y no tengo ni ganas (ni talento) como para cocianr...
les agradecere el dato :)
saludoos!

Bea la cocinillas dijo...

Victoria,
Llama al restaurante y pregunta allí, el teléfono está en el post!