lunes, 16 de marzo de 2009

Bea y su primera receta

¡Qué difícil es decidirse por la primera receta para empezar este blog! Al final, después de mucho pensar, me he decantado por las MADALENAS DE MANDARINA, que son del blog de mi tocaya Bea, de la que oiréis hablar mucho por aquí y que seguro más de una conoce. La primera, dedicada a ella, que fue uno de los primeros blogs que descubrí. Además, hay una historia curiosa entre nosotras porque, sin conocernos de nada, resulta que tenemos muchas cosas en común. Para empezar, nos llamamos María Beatriz (¡toma ya!), cosa que no nos gusta mucho, aunque a nuestras madres sí, y nacimos el mismo día (aunque de distinto año, porque si no, ya me empezaría yo a asustar…).
Si queréis ver la receta original de Bea, pinchad
aquí.
Y aquí va la mía:

INGREDIENTES
1 mandarina (o dos si sin pequeñas)

2 huevos enteros y 2 claras

200 gramos de azúcar

200 gramos de aceite de girasol

220 gramos harina de repostería

1 pellizco de sal1 sobre de levadura Royal

PREPARACIÓN

Primero lavo con un poco de jabón y agua la/s mandarina/s para que estén bien limpias y las seco. Después, en el vaso de la batidora, echo la cáscara. Si es muy fina, estupendo, pero si no, le quito lo que pueda de lo blanco (que no sé cómo se llama). También echo los gajos, mirándolos uno a uno por si hay pepitas y hay que quitarlas, el azúcar, los dos huevos y las dos claras. Todo eso lo bato hasta que quede más o menos bien triturado.
Ahora se añade el aceite de girasol y se vuelve a batir para mezclarlo todo bien.
Por último, se añade la harina, el sobre de levadura y una pizca de sal y otra vez a batir.
Cuando esté todo bien mezcladito, se guarda en la nevera media hora, para que repose un poco la masa.
Precaliento el horno a 250º mientras preparo las madalenas. En una bandeja de horno se ponen los papelillos de las madalenas y se llenan ¾ partes, que si no luego se desparraman y quedan muy feas. No se os olvide espolvorearlas con azúcar por encima hasta de ponerlas en el horno, que quedan luego más ricas. Se meten unos diez minutos y se pincha alguna para ver si se han hecho bien por dentro.
Esperar a que se enfríen antes de probarlas, que si no sientan mal, jeje!

OBSERVACIONES PARA PRINCIPIANTES COMO YO
Con esta cantidad de ingredientes salen unas 20 madalenas si las hacéis en moldes normales. Yo a veces hago la receta con la mitad de ingredientes, por si no queréis tantas.
Yo suelo tener en el congelador claras de huevo, congeladas de dos en dos en tuppers pequeños, que vienen muy bien para esta receta y que me han sobrado de otras, así no se desperdicia nada.
Tengo un problema con las madalenas, no me suben mucho. He leído varios trucos como que es mejor mezclar previamente la harina con la levadura, o que suben más si las haces en moldes de silicona. He probado de todo y no hay tu tía. Sólo un día me salieron más altas de lo normal y lo único diferente que hice fue dejar la masa en el frigo durante un día entero. ¿Casualidad? Ya me contaréis.
En la receta original de Bea pone que hay que dejarlas en el horno 15 minutos, pero yo lo hice así la primera vez y se me quemaron un poco (dependerá de la potencia del horno también, digo yo) así que prefiero dejarlas 10 minutos y si no están hechas, dos minutillos más. Además, me gustan que queden blanquitas, eso va en preferencias, claro.