sábado, 25 de abril de 2009

Bea y un bizcocho de lo más jugoso

Como ya sabéis, me pirran las fresas, así que, tarde o temprano, tenía que hacer un bollo de esa fruta. Aquí os dejo una receta de lo más sencillo (como viene siendo habitual) y que, sobre todo, me sorprendió por lo jugoso que está este BIZCOCHO DE FRESA. Como no, lo he sacado de uno de los blogs de cocina cabecera para hacer cositas de este tipo, Mis deseos más dulces, de mi amiga Vanesa. Está visto que ahí en Canarias hay grandes cocineras, sólo hay que pasarse por unos cuantos blogs…Además, Vanesa había copiado este bizcocho de otra de las “grandes”, la portuguesa Alegna, de La casita verde, otro blog del que también os he hablado ya.

Así que, si queréis ver la receta original de Alegna, pinchad aquí.
Si queréis ver la receta de Vanesa, pinchad aquí.

Y esta es la mía:

INGREDIENTES
4 huevos
220 gramos de azúcar
250 gramos de harina
1 sobre de levadura en polvo Royal
50 gramos de aceite de girasol
50 gramos de yogur natural
250 gramos de licuado de fresas

PREPARACIÓN
Antes de nada, se prepara el licuado de fresas. Se lavan, se parten y se meten en el vaso de la batidora para triturarlas. Se reserva.
En un bol se echan los huevos y el azúcar y se bate bien hasta que esté integrado todo y haya crecido un poco. Después se le añade el aceite, el yogur y 100 gramos del licuado de fresas. Se vuelve a mezclar y ya va cogiendo colorcillo rojo.
Ahora se le añade la harina (acordaros de tamizarla) y el sobre de levadura para volver a mezclarlo todo bien.
Poner a precalentar el horno a 200ºC.
Echar la mezcla en el molde para horno que se vaya a utilizar y por encima, con cuidado, el resto del licuado de fresas. Yo con esta cantidad hice dos bizcochos pequeños para regalar.


Bajar la temperatura del horno a 180ºC y meter el bizcocho durante media hora aproximadamente.
Estará listo cuando al pincharlo, el palillo salga limpio.
OBSERVACIONES PARA PRINCIPIANTES COMO YO
Lo cierto es que este bizcocho apenas tiene misterio, sólo os puedo recomendar que peséis el licuado de fresas para ver si realmente hay 250 gramos, porque yo pesé las fresas sin preparar primero y después tuve que añadir algunas más cuando las trituré.
Respecto a lo de echar con cuidado el resto del licuado a la mezcla tampoco lo hagáis con mucho miedo, porque algo se irá de todas formas al fondo y es parte de la gracia del bizcocho, encontrarte con los agujeritos llenos de fresa. Ya veréis qué jugoso está. Con este no tenéis excusa para entrar en la cocina a probar, es tan fácil que no podéis echaros atrás.

2 comentarios:

Akane dijo...

Cómo me gustan los bizcochos! Con yogur, poquito de aceite y fruta salen genial, me gustan más que con mantequilla; no sé si será el aceite el que los hace más jugosos...
Creo que nunca he hecho uno con fresas, y eso que me encantan. Será porque me las suelo comer todas antes de poder usarlas en recetas :P
Me encanta eso de que te encuentres por el bizcocho agujeritos llenos de fresa :)

Un abrazo

Anónimo dijo...

Bea!!! como me encanta que te pases por mi página y que hagas cosillas que terminen siendo un éxito, que contenta me quedo, felicidades, y la verdad que este bizcocho es de los mejorcitos que he probado...

besos!!!
Vanesa Sierra
Mis deseos más dulces