martes, 19 de mayo de 2009

Bea descubre nuevas verduras

No tengo problema con lo verde, me gusta todo tipo de verduras, están riquísimas de cualquier manera, sobre todo en ensalada o hervidas y aliñadas con un poco de aceite, nada más. Pero en casa nunca había entrado el brécol (¿brécol?, ¿brócoli?) y tenía ganas de probarlo. Además, me parece una verdura bien bonita, como un ramo, con un verde tan intenso. El caso es que estuve buscando en el ciberespacio cómo hacerlo y me topé con una receta de lo más apetecible: BRÉCOL CON BEICON Y NUECES, del blog de Rosa, Bocados dulces y salados, una verdadera preciosidad de la que aprendo un montón de cositas. Sólo pasarse por ahí a ver fotos es todo un lujo, ¡qué maravilla!
Sí, ya sé que hay, seguro, formas más sanas de comer verdura, pero me atraía la idea de probar algo nuevo y de manera diferente. ¿El resultado? Delicioso. Incluso me atreví a “innovar” y añadir uvas pasas a la receta, por si no había suficientes calorías extra, ¡je,je!

Si queréis ver la receta original de Rosa, pinchad aquí.

Y esta es la mía:

INGREDIENTES
500 gramos de brécol
150 gramos de beicon
12 nueces picadas
Un puñado de uvas pasas
Mostaza
Vinagre de Módena
Aceite de oliva
Sal

PREPARACIÓN
Lo primero de todo es hervir la verdura. Se le quita el tallo y se separan los ramitos. Todo eso se pone a hervir en agua con sal alrededor de media hora. El brécol estará listo si está blando al pincharlo. Se escurre y se reserva.
Se corta en tiras el beicon y se fríe en la sartén o se mete unos minutos en el microondas.
Para hacer la salsa de aliño, se vierten dos cucharaditas de mostaza en un bol y se le añade el vinagre, el aceite y la sal. Se mezcla todo para conseguir una salsa homogénea.
Para preparar el plato, primero se echa la verdura, que debe estar calienten y, sobre ella, la salsa, las nueces picaditas, el beicon frito y el puñado de uvas pasas.


OBSERVACIONES PARA PRINCIPIANTES COMO YO
Lo más “complicado” aquí de hacer es la salsa del aliño. A mí la primera vez me quedó muy fuerte, con mucha mostaza. Así que lo mejor que se puede hacer es ir echando poca cantidad de cada ingrediente, mezclar e ir probando para ver si tiene poca sal, poco vinagre…y añadir hasta que esté al gusto.

Por supuesto, el añadir las nueces, el beicon y las uvas pasas es totalmente opcional, pero la verdad es que la mezcla de texturas y contrastes de sabores dulces y salados hacen que la verdura tenga un toque especial.

7 comentarios:

Akane dijo...

Yo también soy una amante empedernida de las verduras (verdes, blancas, rojas o del color que sean :D)!
Qué bien que te haya gustado probar el brócoli, porque a mi es de las verduras que más me gustan, pero el pobre suele tener mala fama. Es verdad que es bonito! Además, las verduras de su familia (coles, coliflor) tengo entendido que son de las más sanas en cuanto a vitaminas y antioxidantes. Así que el toquecito del bacon no creo que haga daño ;) Oh, y las nueces y las pasas suelen ir genial en platos vegetales (me gustan con espinacas).

Has visto alguna vez el romanescu? Es precioso! En sabor muy similar.

Bea la cocinillas dijo...

Akane,
me apunto lo del romanescu y te cuento (si lo encuentro, claro)

Conuco dijo...

Es verdad que es una verdura preciosa, yo lo compre en el mercado de verduras de petrer porque me pareció chulo y de sabor es muy suave no como la coliflor, por cierto me gustó tanto que la hice fotos, jeje.

La receta me la apunto que tiene muy buena pinta, lo que no se es si la comeré yo sola o se animará uno que yo me sé. Ya te contaré.

Bea la cocinillas dijo...

Conuco,
anímate, que está muy rico. Como te imaginarás, yo también me tuve que hacer el plato para mí solita, ya sabes...

Anónimo dijo...

la verdad es que tiene muy buena pinta pero me pasa lo mismo... el brécol para mi....

besos
Paz

Bea la cocinillas dijo...

Paz,
pues anímate un día a hacerlo de esta manera...aunque estés toda la semana a dieta de brécol, jeje!

Laura. dijo...

Bueno Bea, pues ya estoy aquí, y aqui me quedo, pasaré todos los días a verte. Besos!!