lunes, 11 de mayo de 2009

Bea regresa a las recetas sencillas

Bueno, la verdad es que nunca me he ido de ellas, quiero decir, lo que he publicado hasta ahora no ha sido nada muy complicado, porque ese es el lema de este blog culinario, pero quizá han sido cositas más especiales que a más de uno le han echado para atrás. Así que, como no quiero perder lectores principiantes y temerosos del poder de los fogones, ¡je,je!, aquí va una receta súper sencilla para que os animéis a hacer vuestras primeras MADALENAS DE NATA.

Esta receta la he sacado de un blog al que le tengo mucho cariño, el de Vanesa Sierra, Mis deseos más dulces. Es también uno de los primeros que visité y, creo, que fue el “culpable” de mi fiebre por los bizcochos y demás. Es que tiene cosas taaaaaaan ricas, que hay que probarlas todas para poder comprobar por uno mismo que sí, que son tan buenas como aparecen en las fotos. Tras un descanso, Vanesa ha vuelto, de lo que me alegro un montón, y con estas madalenas, así que qué mejor homenaje que probar a hacerlas, ¿no?


Si queréis ver la receta original de Vanesa, pichad aquí.

Y esta es la mía:

INGREDIENTES
350 gramos de harina de trigo
250 gramos de azúcar
250 gramos de aceite de girasol
100 gramos de nata líquida
1 sobre de levadura Royal
4 huevos

PREPARACIÓN
Lo primero de todo, se tamiza la harina junto con la levadura Royal y se reserva.
En un bol aparte, se baten los huevos, se le añade el azúcar y se sigue batiendo para que se integre bien y se ponga espumoso y crezca. A continuación, se le añade la nata, se mezcla bien y se le incorpora el aceite de girasol.
Cuando estén todos estos ingredientes integrados, es hora de añadir la harina tamizada junto con la levadura. Para ello, se echa poco a poco y, con una espátula, se va integrando.
Poner el horno a precalentar a 180ºC.
En una bandeja de horno se colocan los papelillos para las madalenas y se llenan con la mezcla, más o menos ¾ de su capacidad. Cuando la bandeja esté completa, se mete al horno y las madalenas se harán en un cuarto de hora.

OBSERVACIONES PARA PRINCIPIANTES COMO YO
Un reto de todo cocinillas principiante, por lo menos en mi caso, es lograr que a las madales les salga “copete”, es decir, que crezcan un poco para arriba y que queden como las que se ven en las tiendas. A mí no me ha salido nunca, salvo en esta última ocasión. Siempre me quedan un pelín desparramadas, pero no sufráis por eso, de sabor están estupendas.
Mirad las dos fotos para ver la diferencia:

No me preguntéis qué hice en esta ocasión. Yo creo que fue el usar moldes más pequeños de los habituales, por lo que había menos masa y quizá en vez de irse hacia los lados, por el peso, decidió irse hacia arriba esta vez. O que llené menos los moldes. ¡Hala!, a hacer la prueba y ya me contaréis.
Eso sí, si queréis conocer el fantástico truco que ha descubierto Vanesa, pinchad en su receta. Yo todavía no lo he probado, pero si ella dice que funciona, funciona.

Queda de muy “profesional”, y no cuesta nada, el echarle por encima de la madalena, antes de meterla al horno, una pizca de azúcar. Así luego queda esa capa crujiente por encima, que le da un toque especial.

La primera vez que hagáis madalenas en vuestro horno estad atentos para ver cuánto se tardan en hacer, porque, por ejemplo, he puesto un cuarto de hora, pero quizá algunos necesiten más tiempo y en otros se haga antes. Así ya lo sabréis para la próxima vez.

Con esta receta salen aproximadamente 24 madalenas de tamaño normal. Yo alguna vez, cuando no quiero hacer tantas, pongo la mitad de los ingredientes y me sale una docena (que, para dos personas, ya está bien, ¿no?).


8 comentarios:

Akane dijo...

Qué ricas las madalenas, todo un clásico que nunca falla! Y el caso es que nunca he hecho madalenas-madalenas (sin otros sabores añadidos, ni muffins ni nada parecido) de las de toda la vida, y eso que están bien ricas... tengo la receta guardada de un mini cursillo de repostería que hice, a ver si me animo y pruebo a hacerlas en casa; me has inspirado :)

Es curioso lo de que a veces crezcan y a veces se queden planitas... Pero fíjate, al quedarse de cubierta plana puedes haber una cobertura, pues así son los cupcakes tan famosos por Estados Unidos (algunos verdaderas obras de arte por cómo están decorados). Como si fueran mini tartas :)

Un abrazo

Anónimo dijo...

Hola Bea!!! gracias por tus palabrassss, has sido muy amable jejejejeje, y estas magdalenas están muy ricas, ummm... las compradas no tienen nada que envidiarle jejeje

Veo que tienes una recopilación de recetas interesantes, decirte que desde que has puesto la panificadora estoy analizando comprarmela jejejeje, pero es que tengo la Thermomix, y no creo que le de mucho uso, pero ganas no me faltan la verdad...

Un fuerte beso!!!
Vanesa Sierra
Mis deseos más dulces

Bea la cocinillas dijo...

Akane,
¿yo inspirándote? qué honor, jeje! A mí me pasaba lo mismo: había hecho varios tipos de muffins y madalenas de sabores, pero nunca las clásicas. Sencillísimas y rápidas, así que anímate!
Vanesa,
qué bien verte por aquí, esta es mi segunda receta de tu blog, pero prometo que habrá más. Ah! y no quiero influir en tu decisión consumista de comprarte la panificadora, pero mola un montón!jaja

Anónimo dijo...

jejejejeje seguro que mola, pero mejor concentrarse en estudiar estudiar estudiar mucho jejeje

Estas haciendo un buen trabajo con el blog, felicidades...

besos!!!
Vanesa Sierra
Mis deseos más dulces

Anónimo dijo...

Hola Bea!!!
Que ricas las madalenas, las acabamos de hacer según tu receta, y aparte de fáciles, están riquísimas!!!! Eres toda una inspiración, reconócelo...
Cómo nuestro horno es pequeñito, las hemos hecho de dos tandas, unas mas llenas y otras menos. Las que suben por el centro, son las que están menos llenas, como por la mitad del papelito. El resultado: ricas y monísimas!!!
Besitos
LuciFer

Bea la cocinillas dijo...

LuciFer,
me alegro de que por fin te decidieras a echar mano a alguna de mis recetillas. Espero que no sea la última vez

Anónimo dijo...

este fin de semana me pongo con ellas...ya te contaré!!!
tu blog es fenomenal, estas hecha toda una experta cocinera.
Un beso

Bea la cocinillas dijo...

Anónima Cristina,
gracias por tu felicitación. Una hace lo que puede...pero es que es tan divertido meterse en la cocina a experimentar!!! Algo que vas a descubrir tú este finde. Ya me contarás resultados