martes, 9 de marzo de 2010

MERMELADA DE TOMATE

Tenía ganas desde hace tiempo de hacer esta mermelada, un poco especial al no llevar fruta, sino tomate. Pero se me había olvidado en el “cajón” de las recetas pendientes y volví a recordarla cuando me puse manos a la obra con las magdalenas de tomate de Antonia, que me han conquistado para siempre.

Además, con la panificadora, hacer mermelada es de lo más fácil del mundo. No manchas nada de nada, sólo hay que poner los ingredientes en la cubeta, elegir el programa de las confituras, que dura poco más de una hora y...¡ya está! Así de sencillo.

La receta que tenía guardada era de un blog que ya está inactivo, Sopa de Cocodrilo, pero merece la pena visitarlo porque tiene cositas bien ricas. Su autora, María Lunarillos, ahora está con otro blog, fantástico, Tartas provocativas, pero ya de mucho nivel para mí. Aunque me gusta visitarlo de vez en cuando para babear con sus preciosas tartas. Es que hay una de artistas culinarios repartidos por el ciberespacio...


Si queréis ver la receta original de María, pinchad aquí.


Y esta es la mía:


INGREDIENTES


450 gramos de tomate pelado y escurrido (un bote de los grandes)

280 gramos de azúcar

El zumo de un limón

1 rama de canela

Alga agar-agar para espesar


PREPARACIÓN


Lo primero de todo es abrir el bote de tomate, que ya viene escaldado y pelado e intentar escurrirle todo el agua, tanto la que hay en el bote como la aún conservan los propios tomates.

Una vez hecho esto, en la cubeta de la panificadora se echan los tomates, bien desmenuzados para que la mermelada no quede llena de tropezones grandes, el azúcar, el zumo de un limón y una rama de canela. Por último, se echa un poco de agar-agar, que servirá para que la mermelada espese y no quede tan líquida, pero no le dará nada de sabor.

Se pone en marcha en la panificadora el programa de mermeladas y a esperar.

Cuando haya terminado, ya sólo falta echar la mermelada en tarros esterilizados y cerrarlos muy bien, dejándolos boca abajo hasta que se enfríen por completo.


OBSERVACIONES PARA PRINCIPIANTES COMO YO


Antes de nada, deciros que con esta cantidad me llegó para llenar dos botes de mermelada de tamaño normal, medio, para que os hagáis una idea. Ahora, las observaciones:


Por supuesto, esta mermelada se puede hacer sin panificadora, así que, que eso no os eche para atrás a la hora de animaros, ¿eh? Yo es que le tengo que dar uso a la maquinita y por eso la utilizo. En la receta original de María Lunarillos encontréis la forma de hacerla...y en muchos otros blogs de cocina.


Si miráis recetas de otros blogs, veréis que la gente echa otras especias a esta mermelada distintas a la canela. En general, la mayoría usa clavo, pero es que, personalmente, para mí tiene un sabor demasiado fuerte y no es de mi agrado, por eso me decanté por la canela, no fuera que no me gustara el resultado. Pero ya sabéis que hay gustos para todo, así que, si sois de clavo, adelante, seguro que sale rica también.


Lo del zumo de limón no está en todas las recetas de mermelada de tomate que he visto, pero me han dicho es que principalmente para que no se oxide.


La manera de esterilizar tarros es muy sencilla. Os remito a este enlace, (como hice cuando publiqué la mermelada de fresa) para que echéis un vistazo. Además, también se explica ahí cómo hacer esta mermelada, con buenos consejos de Alegna, de La Casita Verde.


Por supuesto que se puede hacer esta receta con tomates naturales, seguro que queda mucho más rica, pero yo me decanté por un bote de tomates pelados porque así es más sencilla todavía de hacer, con el fruto ya preparado para hacerla mermelada.


Para espesar la mermelada yo le he echado agar-agar, un tipo de alga que compré hacía tiempo en un herbolario, porque no encontré pectina. Pero se pueden usar otros productos, como la susodicha pectina o la gelatina.


Lo mejor de esta mermelada es que se puede utilizar para acompañar platos salados, como algunas carnes o para dulces. Está deliciosa, por ejemplo, para acompañar una tostadita con queso de cabra, ¡hum!






Imprimir

16 comentarios:

Espe dijo...

mi madre hae un dulce de tomate excepcional,pero no me da la receta..dice que no quiere que esté por ahi,ya ves,no lo entiendo..quiero investigar,a ver si consigo su textura..la tuya es estupenda

Unodedos dijo...

Me encanta esta mermelada, no la hago así, pero habrá tantas recetas ;)
La suelo poner para picar con rulito de cabra y un poco de albahaca : ****
Me encanta como te ha quedado!
Besos!

Akane dijo...

Ey, que el tomate es una fruta :D
Bueno, eso dice mi padre siempre con insistencia, que es agrónomo, que genéticamente está más relacionado con la fruta que con las hortalizas.

En cualquier caso, yo la he probado alguna vez y es muy rica, da mucho juego en la cocina. Tiene un color fantástico! A ver qué uso le das :)

Un abrazo

Paula dijo...

me pierde la mermelada de tomate, sobre todo sobre una tostada de pan con queso brie :P

Salu2, Paula
http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net

Bea la cocinillas dijo...

Espe,
por lo menos que te la dé a ti, su hija, aunque no te la deje publicar, digo yo. Pero si no, que te surta bien de botes y botes para disfrutarla.
Pam,
sí, la verdad es que yo vi muchas recetas por la red. Y qué rica la idea de echarla albahaca al queso, la voy a probar!
Akane,
vale, me has convencido, es una fruta, jaja! El uso que ya le estoy dando en comérmela en tostaditas con queso de cabra o de untar, me estoy poniendo moradita por las noches, jeje!
Paula,
queso brie, seguro que queda también fantástico, me lo apunto. Gracias!

Laura y Paloma dijo...

Anda! No teníamos ni idea que las algas agar-agar se usaran para espesar.
Nunca hemos probado la mermelada de tomate (somos un desastre, sí) pero debe estar riquísima.

Sobre todo en el mundo de la decoración de tartas hay gente que se merece un premio, son como de otro mundo.

Un beso!

Lydia dijo...

Mira que tengo ganas de hacerla yo también. Tiene que estar deliciosa acompañada de un poco de queso. Besitos guapa

antonia dijo...

yo hago mermelada de tomate, y sí, le pongo zumo de limón, pero no le pongo especias (probaré) y da la casualidad que acabo de ver en otro blog lo de agar agar, que no había oído en la vida ¿es un alga? ¿cómo la utilizas? cuéntame por favor! Sí, a esta mermelada le va muy bien el queso de cabra, uummmm...
besos

LA NUBE DE ALBA dijo...

He leido bien!!! Magdalenas de tomate!!! que rico!!
Besitos!

Bea la cocinillas dijo...

Laura y Paloma,
pues está bien rica, la verdad, yo me estoy poniendo morada....
Lydia,
es verdad, con queso es la mejor combinación. Me meto unas cenas a costa de esto....
Antonia,
yo compré el agar-agar en un herbolario porque no encontré pectina para espesar. Viene en una bolsita y son como algas secas, parecen escamitas. Yo le echo cuando hago la mermelada a ojo unas cuantas cuchardas para que se espese, pero no sé una cantidad fija. La última vez que hice mermelada de higos me pasé un montón y me quedó demasiado sólida, así que ahora prefiero quedarme corta, jeje!
Alba,
sí, me las descubrió Antonia (el post anterior) y son totalmente recomendable, te lo aseguro!

Laura. dijo...

A mi me sorprendió mucho la mermelada de tomate, me encantó.Sobre una tostada con queso de untar es un pecado.Probaré esta versión.

Besos!

Anónimo dijo...

qué original!! nunca la he probado pero la tostita que dices tiene una buena pinta.. probé un día la de pimientos con solomillito y cebolla y esta de muerte, así que supongo que esta también lo estará.

besitos y arriba las servilletasç
Paz

El futuro bloguero dijo...

Una idea estupenda, pues realmente combina muy bien.

(También es excelente con unas croquetas de jamón)

Saludos

Inma dijo...

precisamente, he acabado mi cosecha de tomates, y me he guardado un par de cajitas para hacer conservas, aunque yo suelo hacer la mermelada con clavos, preparare una poca con canela como la tuya. Ya que estoy aqui, te seguire, inma

Bea la cocinillas dijo...

Laura,
dímelo a mí, que le estoy dando buen uso...con todo tipo de quesos está súper rica!
Paz,
la de pimientos es mi próximo "reto", que también la he probado y está bien rica.
Bloguero,
me apunto lo de las croquetas, ñam, ñam!
Inma,
qué suerte, tus propios tomates....bienvenida!

marycarmen cordon dijo...

Dile a tu madre k estaré encantada de poner su receta en el grupo de mi madre si quiere cocina de la yaya Maria y su hija dale un beso de mi parte