jueves, 11 de febrero de 2010

MAGDALENAS DE TOMATE

Bueno, creo que ya es hora de poner una receta dulce, que esto ya no parece “Bea la cocinillas” y este blog no puede perder su esencia azucarada, creo yo, ¡je,je!. Así que vamos con unas magdalenas de las que me enamoré desde el primer momento que las vi. Estaba yo de inspección por un nuevo blog, Friday again!, porque su creadora, Antonia, se había pasado por el mío.

Me encanta descubrir nuevos blogs de cocina (y eso que ya tengo una lista muuuuuy larga que visito casi a diario), sobre todo si son tan bonitos como este. Además, aunque me decía que estaba empezando…¡de eso nada! Esta Antonia se habrá animado con el blog hace poco, pero tiene ideas de experta culinaria ya, a mí no me engaña. Como siempre, lo primero que hice fue ir a la etiqueta de lo dulce, en este caso Repostería. ¿Y con qué me encuentro? Con estas magdalenas de tomate que me atrajeron nada más verlas. Sobre todo porque, a priori, algo fallaba en la conexión: magdalena (dulce) y tomate (para platos salados, principalmente). Os lo juro, no exagero, me fui directa a la despensa a ver si tenía una lata de tomate de esas que vienen ya peladitos y, como la encontré, ya no había marcha atrás. Manos a la obra.



Si queréis ver la receta original de Antonia, pinchad
aquí.

Y esta es la mía:


INGREDIENTES


2 tomates pequeños de lata (pelados, escurridos y sin pepitas)

2 huevos

100 gramos de azúcar

1 tacita de aceite de oliva

110 gramos de harina

Medio sobre de levadura química

1 pizca de sal


PREPARACIÓN


Lo primero de todo, preparar los tomates. Se escurren bien y se les quita las partes duras que puedan tener, restos de piel y las pepitas. Se trocean y se añaden en un bol junto con los huevos y el azúcar. Se bate todo hasta que se integren bien los ingredientes.


Después se le echa el aceite de oliva y se sigue batiendo.

Por último, se añade la harina, tamizada, la levadura en polvo y la pizca de sal.

Se mezcla todo bien para obtener una mezcla homogénea que tendrá que reposar en el frigorífico durante media hora.

Pasado este tiempo, se precaliente el horno a 200ºC y se va repartiendo la masa en moldes de magdalena.

Se mete en el horno y estarán listas en 15 minutos.



OBSERVACIONES PARA PRINCIPIANTES COMO YO

El sabor de estas magdalenas es muy suave, con un leve toque a tomate al final de cada mordisco, pero totalmente dulces. Además, quedan muy bonitas, con un tono amarillo muy chulo. Vamos, que enamorada estoy yo de estas magdalenas. Ahí van algunos consejos, aunque la receta no tiene mucho misterio:


Los tomates pueden usarse de bote, como hice yo, o naturales. En este caso, si son muy grandes, como aconseja Antonia, es suficiente con uno. Yo prefiero los de bote por comodidad. Ya vienen pelados y es muy fácil quitarle las pepitas y trocearlos. Sólo que hay que tener cuidado de escurrirlos bien, para que no estropee la masa.


Siguiendo las instrucciones de Antonia, utilicé para la receta aceite de oliva, pero pensando que a lo mejor iban a quedar muy fuertes de sabor, porque yo suelo usar siempre aceite de girasol para las magdalenas y bizcochos. Pero no, nada de sabor fuerte, quedan muy bien con este aceite.


Con esta receta sale una docena de magdalenas, de tamaño medio.






Imprimir

20 comentarios:

Akane dijo...

Oh, qué original y qué buenísima pinta!
Es curioso lo del tomate, porque en realidad su sabor es bastante dulzón. Si se usan calabacines, remolachas o zanahorias en dulces, ¿por qué no? Nunca se me había ocurrido, me parece genial.
Aunque claro, mi padre (agrónomo) dice que el tomate está más cerca de ser una fruta que una verdura, así que bien pensado no es tan raro.

Tengo que probarlo :)

Un abrazo

Paula dijo...

wooooooooow, me la anoto ya mismo, yo quiero probar ese sabor!!!

Salu2, Paula
http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net

mese dijo...

¿Sabes? ya estoy mirando en mi despensa, no tenemos remedio.
Estupendas magdalenas.
Besos

Bea la cocinillas dijo...

Akane,
a mí me encanta en tomate, pero siempre lo había comido en ensalada y así. Estas magdalenas quedan muy jugosas. Sabio tu padre, jeje!
Paula,
prueba, prueba, ya verás cómo te gusta. Me cuentas luego, eh?
Mese,
sí, no tenemos remedio, esto roza casi la enfermedad, no crees?. Espero que tengas tomates y te pongas manos a la obra ya!!!!

Laura y Paloma dijo...

Anda! Nunca habíamos visto antes magdalenas de este tipo, pero claro, con tanta variedad ya te encuentras de casi cualquier ingrediente.

Haces las magdalenas igual igual que nosotras, con las blondas pero dentro del molde (que tenemos uno igual también, jeje).

Muy original la receta!
Un beso!

Laura. dijo...

Que ricas, yo hago unas parecidas, pero le añado atún, estan muy buenas, y no las tengo en el blog.. habra que remediarlo.

Besos!

Anónimo dijo...

Vaya mezcla!!. Segurito que está bueno?, mira que yo me fío de tí, eh?. A ver si tengo tiempo en vacaciones y las hago.
Oye, Bea, te has planteado ahora que vas mejor de tiempo hacer aceitadas?. Puff,lo que daría por comerme un par de ellas!!. Un besote, guapa

Ana

Unodedos dijo...

Alaaaaaa qué originales madre de Dios!!
Me encantan!!! Besos!

Magdalena de Chocolate dijo...

Nunca pensé que vería magdalenas de tomate... sobre todo por lo que decías tú de magdalena=dulce y tomate=salado... pero si dices que están buenas.... pues habrá que probar! jeje

antonia dijo...

¡¡Ayyy, Bea!!!!!qué emoción que hayas puesto mis magdalenas de tomate, me hace muchísima ilusión, gracias guapísima!!Por cierto, te han salido con una pinta genial!!

Mari dijo...

Hola Bea,

Bonita pinta tienen estos cupcakes.

Con los tomates se puesde hacer tanta cosas....te invito a mi blog para que veas el dulce de tomate que publique ayer:

http://mariscakes.blogspot.com/2010/02/dulce-de-tomate.html

Un Abrazo,
Mari
de Mari's Cakes

Bea la cocinillas dijo...

Laura y Paloma,
sí, con el papelito se mancha menos el molde...pero las tías cuando quieren no suben, yo ya no sé qué truco usar, jaja! Todo un misterio este del copete de las magdalenas, la verdad.
Laura,
qué ricas con atún, pero entonces serán saladitas, no? Yo estas las unto en leche y tan ricas me saben.
Ana,
las aceitadas, aparte de que no son de mi devoción, me parece ya algo fuera de mis habilidades principiantes. Haz las magdalenas estas en un ratito, que están bien ricas. Muy suaves y esponjosas.
Pame,
gracias, pero todo el mérito es de Antonia, que fue a quien se las vi, eh?
Magda, prueba, ya verás, a lo mejor hasta cambias el nombre de tu blog, jua,jua!
Antonia,
mira el éxito que han tenido. Tú sigue poniendo recetas tan ricas y yo encantada de plagiarte, jiji!
Mari,
muuuuchas gracias por tu visita. Ahora mismo me paso por tu blog a inspeccionar.

silvia dijo...

Si hay un ingrediente del que no puedo prescindir es del tomate,y del queso también...me encanta el tomate y en magadalena jamás lo había visto.Muy buena,y luego te dices aprendiza...Besos bea

titi dijo...

Que buena pinta!!! me recuerda a la mermelada de tomate, que esta buenisima. Tengo que probarlas!!
Besos

Bea la cocinillas dijo...

Silvia,
pues anímate a hacerlas, que quedan muy bien. y, si te gusta el tomate...más!
Titi,
sí, la mermelada de tomate es una de mis tropecientasmil recetas pendientes. Me la has recordado....

Joana dijo...

magdalenas de tomate? que originales! Me las apunto.

Bea la cocinillas dijo...

Joana,
prueba y ya verás qué tiernas y suavecitas son.

ana maría dijo...

Umm estas caen el fin de semana que viene.

Bea la cocinillas dijo...

Ana María,
al final, vamos a hacer un club de fans de estas magdalenas, ya lo verás!

Bea la cocinillas dijo...

Ana María,
al final, vamos a hacer un club de fans de estas magdalenas, ya lo verás!