lunes, 25 de octubre de 2010

BISCOTTI DE AVELLANAS Y CHOCOLATE


(entrada programada, hoy es mi primer día de vacaciones y estoy rumbo a Ámsterdam)


Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Octubre nos invita a preparar un clásico de la repostería italiana los Biscottis.


Ya estaba yo poniéndome nerviosa este mes porque parecía que se hacía de rogar la propuesta dulce de WHOLE KITCHEN y luego me entran las prisas y la falta de tiempo y, y, y… pero llegó el día y me pude organizar, así que aquí os dejo estos fantásticos biscotti del mes de octubre.

Descubrí este dulce gracias a mi AIG del pasado año, Andrea, de Sweetie Cakes, porque fue uno de los dulces caseros que me envió. Le pedí la receta y los hice una vez. Aunque el aspecto dejó mucho que desear, la verdad es que estaban ricos de sabor. No me había vuelto a acordar de ellos hasta ahora, aunque tengo varias recetas pendientes sobre este producto típico, por lo visto, de Italia.

Entre las versiones que proponía para este mes WK, no lo dudé en cuanto la vi, quería hacer el de avellanas y chocolate, sin duda, ¡hummmm!


Aquí os dejo la receta con algunas variaciones:



INGREDIENTES

230 gramos de harina

120 gramos de chocolate en polvo

210 gramos de azúcar

150 gramos de avellanas tostadas sin piel

30 gramos de cacao en polvo

5 gramos de bicarbonato sódico

Un cuarto de cucharadita de sal

3 huevos

Una cucharadita y media de extracto de vainilla.



PREPARACIÓN

Ponemos el horno a precalentar a 150ºC.

Primero, picamos las avellanas y reservamos.

En un bol, mezclamos el chocolate en polvo y el azúcar y reservamos.




En otro recipiente, batimos los tres huevos con el extracto de vainilla.

A continuación, en un cuenco mezclamos el bol de azúcar y chocolate, la harina, el cacao en polvo, el bicarbonato y la sal. Sobre esta mezcla, poco a poco, se echa el huevo batido hasta integrarlo y conseguir una masa firme, aunque algo pegajosa. Por último, se le añaden las avellanas troceadas y se mezcla todo bien con la ayuda de una espátula.




Ponemos un papel de horno sobre la bandeja donde vayamos a hornear los biscotti y nos engrasamos las manos con aceite para manejar la masa obtenida. Se puede optar por hacer uno o dos rectángulos de masa, según quieras el tamaño. Se le da forma y se pone sobre la bandeja, para hornearlo durante aproximadamente media hora, hasta que la masa esté firme al tacto.




Sacamos la masa del horno y la dejamos enfriar diez minutos.


Después, con cuidado, la cortamos en rodajas de unos dos centímetros de espesor y la volvemos a poner sobre la bandeja del horno, por uno de los lados, para meter de nuevo un cuarto de hora.




Pasado ese tiempo, les damos la vuelta a los biscotti y al horno de nuevo quince minutos más.

Sacamos todas las piezas del horno y dejamos que se enfríen sobre una rejilla antes de pegarles el primer bocado.





OBSERVACIONES PARA PRINCIPIANTES COMO YO


Lo primero que tengo que decir es que he hecho algunos cambios para hacer esta receta menos engorrosa y más sencilla. Por ejemplo, en vez de rallar chocolate para mezclarlo con el azúcar en uno de los primeros pasos, opté por utilizar cacao en polvo, mucho más rápido. Las avellanas había que cortarlas en trozos gruesos pero yo lo que hice fue meterlas en la picadora y darle un par de vueltas, por lo que algunas me quedaron demasiado molidas.


Con el tema de la masa, hay que tener un poco de paciencia para mezclarla, porque es algo difícil de trabajar. Primero, cuando se juntan los ingredientes secos con el huevo lo mejor es utilizar las manos para que todo se integre bien, pero se pega mucho. Después, para darle forma antes de meterlo al horno, es mejor engrasarse las manos con un poco de aceite para facilitar el trabajo.


Si decidís, como yo, hacer dos piezas, cuidado, porque se expanden mientras se hornean y pueden llegar a tocarse (como me pasó a mí). Yo solucioné el “pegado” pasando el filo de un cuchillo entre ambos trozos cuando los saqué del horno, para que se soltaran.


Al cortar en trozos, hay que hacerlo con cuidado, porque se puede resquebrajar algunos (aunque eso sólo afectará a la estética, no al sabor, ¡ja,ja!)


Aunque veáis que está un poco blando, no os preocupéis, pasa un poco como con las galletas, que terminan de endurecerse (¡y mucho!) mientras se enfrían.


Os recomiendo esta versión de avellana y chocolate, sobre todo a los fans de la crema de cacao, porque tiene un sabor muy parecido….y la cocina huele fenomenal mientras se hornean.







¡Feliz semana a todos!





12 comentarios:

Carol dijo...

Te han quedado muy apetitosos, yo también los hice de chocolate y ummmmm, que ricos!!

Besitos!!

LA NUBE DE ALBA dijo...

Quiero un trocitoo!!que rico tiene que estar!!
Besitos!

aandara dijo...

Yo tambien quiero un trocito deben de estar riquisimos, feliz viaje que disfrutes,ya nos contaras
un beso
Amalia

Akane dijo...

Riquísimos! Ya sabes que yo adoro los biscotti, estoy disfrutando mucho viendo todos los que habéis preparado. Cacao y avellanas es buena combinación, yo hice unos similares una vez.

Un abrazo

Magdalena de Chocolate dijo...

Te han quedado deliciosos! Y muy vistosos :D
Besitos!

antonia dijo...

¡qué chulas las fotos! ya nos enseñarás también las de Amsterdam!!
besos

J. dijo...

Hola! Bueno, ya se que el aspecto de estos biscotti (que para mi son cantuccini), no es muy agraciado. Pero no me preocupa, que se que tienen un sabor espectacular. Una receta fantástica y las fotos muy bonitas. ;) un saludo.

MABEL dijo...

Muy ricos... y te puedo asegurar que la cocina huele fenomenal mientras los horneas...y cuando vuelves por la noche a casa aún sigue oliendo uhmmmm
Sobre lo pegajoso de la masa...ehem, corramos un tupido velo, jejeje
Disfruta de tu viaje.

Petita cuina dijo...

Menudas fotos haceis, que envidia me dais, la receta es fantstica, y de chocolate que es mi perdición!

Besos... nos vemos en la pròxima;)

Alba dijo...

Tienen muy buena pinta Bea. Yo he hecho los mismos y están buenísimos así que, qué voy a decir, deliciosos!! :)

Besos

Laura y Paloma dijo...

De todos los blogs que hemos visitado has sido la única en poner la masa antes de cortarla :-)

Está claro que los de avellana y chocolate los probaremos porque si dices que se parece a la crema de cacao volarán...
Un beso!

Paula dijo...

esta es una de mis tareas pendientes, me parecen ideales para cuando vas al parque o al campo con los niños ;)

Salu2, Paula
http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net