martes, 6 de abril de 2010

BISCOTTI DE NUECES Y ARÁNDANOS

Tengo que decir antes de nada que hoy estaba dispuesta a publicar una receta salada, una col con cebolla que hice hace tiempo y que está buenísima, pero es que me he vuelto loca buscando en el ordenador la receta, después en internet, pero nada, sólo tengo la prueba de que lo hice alguna vez por las fotos, pero ya ni me acuerdo de qué blog saqué la receta ni cómo se hacía….¡soy un desastre! Pero no me rindo, así que a lo mejor algún día la publico por fin.

Mientras tanto, y como tenía ganas de escribir (es lo que tiene haber vuelto al paro, que el tiempo pasa taaaaaan despacio y se necesitan hacer cosas para no volverse una loca) he rebuscado en mi archivo (donde, reitero, no está la maldita col, ¡snif!) y he encontrado esta rica receta (dulce, por supuesto) que me pasó mi AIG de este año, Andrea, de Sweetie Cakes.

Estos biscotti de nueces y arándanos fue uno de sus regalos y estaban tan ricos que tuve que pedirle la receta para volver a hacerlos por mi cuenta. ¡Hummm!, qué sabor. Sólo con recordarlo me dan ganas de terminar de escribir esta entrada y ponerme manos a la obra, ahora que tengo todo el tiempo del mundo.


Allá va la receta:


INGREDIENTES


140 gramos de harina de trigo

140 gramos de harina de maíz

Media cucharadita de levadura química

Media cucharadita de sal

90 gramos de mantequilla

225 gramos de azúcar

2 huevos

Ralladura de un limón

100 gramos de nueces

100 gramos de arándanos


PREPARACIÓN


En un bol, se tamiza juntos los dos tipos de harina, la levadura química y la sal.

En otro recipiente, se bate la mantequilla hasta que esté cremosa y se añaden los huevos, de uno en uno, sin dejar de batir. A continuación se añade el azúcar y, por último, cuando todo esté bien integrado, los ingredientes secos. Es decir, la ralladura de limón, las nueces y los arándanos.


Se obtiene así una masa un poco pringosa pero que se trabaja bien. Esa masa obtenida se pone en un molde de cake y se hornea, con el horno precalentado a 180ºC, durante 35 minutos.


Se deja enfriar y se desmolda, para cortarlo, con un cuchillo de sierra, como si fuera una barra de pan, con porciones de centímetro y medio de grosor, aproximadamente.

Las porciones se colocan ahora en la bandeja del horno para que los biscotti se terminen de hacer. Se hornean como galletas durante 15 minutos, dándoles la vuelta para que se hagan bien por los dos lados.



OBSERVACIONES PARA PRINCIPIANTES COMO YO


La verdad es que me estuve “empollando” varias recetas de biscotti antes de hacer esta y tengo varias versiones pendientes. La receta de Andrea no es muy complicada, pero yo “sufrí” algún fallo de principiante que ahora os cuento para que no os ocurra.


Lo primero de todo: la masa en el molde del cake se tiene que hacer bien por dentro. A mí me quedó un poco cruda y luego vino todo el jaleo de romperse al cortarla y demás (sólo hay que ver en las fotos cómo me quedaron de amorfos los trozos). Así que habrá que dejarlo más de 35 minutos si pincháis con un palillo largo y veis que todavía está la masa húmeda.


Muy importante también lo de usar un buen cuchillo para cortar el cake en trozos, para que no se os destroce.

La masa que se obtiene es un poco empalagosa, pero si os untáis las manos con aceite se podrá trabajar mejor para meterla bien en el molde del cake.


Yo a veces lo hago en algunas recetas, porque no tengo a mano, pero en esta no prescindáis de la ralladura de limón. Verdaderamente, le da un sabor muy bueno, es básico para que queden unos biscotti ricos, ricos.

Cuando estén los trozos en el horno, haciéndose como si fueran galletas, tenéis que dejar que se doren bien, porque los biscotti son duros, y darle la vuelta a la bandeja a mitad de cocción, para que se hagan igual por todos los lados.


Lo mejor de estos biscotti, además de su sabor, es que duran mucho tiempo si los guardáis en una caja hermética o en bolsas con cierre, como me los mandó a mí Andrea, de los que os dejo una foto para que veáis la diferencia entre su profesionalidad y mi primer intento, ¡ja,ja! Eso sí, en mi defensa diré que el sabor estaba muy bien, que es lo que importa, ¿no?








Imprimir

24 comentarios:

eLrinCondeLaTaTa dijo...

Tengo que decir que aunque los cortes no te hayan quedado regulares, yo me comeria un trocito ahora y me quedaba tan agustito jeje.
Te ha quedado muy bien.

Un beso.

El futuro bloguero dijo...

Parecen barritas energéticas deliciosas...

antonia dijo...

tienen una pintaza, yo creía antes de ver la otra foto que eran así, además, lo mejor es el sabor!
besos

Unodedos dijo...

Desde luego si que tiene buena pinta, me encanta!
Besos!!

silvia dijo...

Hola Bea!!Tienen una pinta estupenda,al igual que las galletas de naranja,han de estar deliciosas.

Un saludo

Bea la cocinillas dijo...

Tata,
gracias por tus buenos ojos...así da gusto!
Bloguerillo,
más ricas todavía que las barritas, te lo aseguro.
Antonia,
sí, no tenía que haberos enseñado las bonitas (aunque casi no se ven, no tenía fotos buenas de ellas) pero estas estaban ricas igual, eh?
Pam y cía,
un sabor muy bueno, de verdad, con el toque del limón, lo crujiente de las nueces y lo dulce de los arándanos....no, si, a este paso, mañana me pongo a hacerlo de nuevo, me estoy temiendo!

Laura y Paloma dijo...

Bea, ni te preocupes porque no te hayan salido perfectos porque es muy difícil que salgan a la primera tan bien como a tu AIG, pero aún así tienen pinta de estar de rechupete.
Pues justo compramos el otro día en Mercadona arándanos deshidratados iguales que esos, así que a ver si nos animamos y hacemos biscotti.

Una lástima lo de tu receta perdida, da mucha rabia tener las fotos sólo, aún así tienes la satisfacción de haberlo comido y haber salido rico, jeje.

Esperamos que encuentres trabajo pronto.
Un beso!

Espe dijo...

pues no tenia ni idea de este tipo de receta..asi que tomo nota..y a mi me parece que te quedaron estupendos...gracias siempre por las recomendaciones que nos das..

Bea la cocinillas dijo...

Silvia,
pues ya sabes, todo fácil, así que anímate!
Laura y Paloma,
tengo la espinita clavada y estos los repito yo en nada y además hago nuevas fotos para que os creáis que por fin me han salido decentes, jaja! Y sigo buscando la receta....y trabajo, claro!
Espe,
pues pruébala, tiene un sabor sorprendente, de verdad. A mí me encantó!

Joana dijo...

No te preocupes que seguro que a mi me hubiesen salido igual! Sabian ricos? Pues es lo que vale, les puedes cambiar el nombre jajajaja

Besazos

Lydia dijo...

Nunca he probado este tipo de ¿galletas? jeje. Mira que tengo arándanos por casa, a ver si me animo, porque se ve delicioso Bea. besos

Bea la cocinillas dijo...

Joana,
bienvenida de nuevo (ya le he echado un vistazo a tus súper galletas...) Sí, me escudo en el sabor para decir que me quedaron bien, aunque no visualmente, claro. Y tienes razón, los podría bautizar de otra manera, "burruños de arándanos y nueces", for example!
Lydia,
no son galletas, sino algo muuuucho más duro, como pastas de esas de las abuelas, como las llamo yo. Anímate a probarlas, porque el sabor es muy rico, de verdad!

MªJosé dijo...

te han quedado estupendos me encantan los arándanos y las nueces.
besitoss guapaaaa

Paula dijo...

qué ricos!!! y son perfectos para una excursión, o para el cole de la niña ;)

Salu2, Paula
http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net

Akane dijo...

Qué ricoooos! los biscotti son de mis dulces preferidos, no me cansare nunca de ellos!

Yo alguna vez los he hecho usando arándanos rojos, aunque no combinados con nueces; esos dos ingredientes juntos deben ser la bomba. Es lo bueno de los biscotti, que admiten muchos sabores :D

Espero que nos deleites con muchos otros pronto!

Un abrazo y ánimo con el paro!

Bea la cocinillas dijo...

MªJosé,
gracias chata, ahora a probarlos tú, que seguro que te quedan más bonitos.
Paula,
pues tienes razón (de la excursión, porque de niñas todavía no sé, jeje!)
Akane,
bienvenida de nueva a la rutina! Sé que te encantan los biscotti, no hay más que echar un vistazo a tu blog. Tengo unos tuyos pendientes de avellanas desde hace tiempo... Gracias por los ánimos, ya vendrán tiempos mejores, lo sé!

Bea la cocinillas dijo...

MªJosé,
gracias chata, ahora a probarlos tú, que seguro que te quedan más bonitos.
Paula,
pues tienes razón (de la excursión, porque de niñas todavía no sé, jeje!)
Akane,
bienvenida de nueva a la rutina! Sé que te encantan los biscotti, no hay más que echar un vistazo a tu blog. Tengo unos tuyos pendientes de avellanas desde hace tiempo... Gracias por los ánimos, ya vendrán tiempos mejores, lo sé!

Anita Cocinitas dijo...

Pues no serán tan bonitos, pero tienen una pinta fabulosa!
Me das un par de ellos para acompañar al café de media mañana?
Un beso

Marisa dijo...

Holaaa, vengo del cuchillo del abuelo, ya veo que pudiste poner la chapa! qué bonita queda verdad? y qué bonito blog tienes. me encantan los arándanos, y precisamente el otro día descubrí en mercadona arándanos deshidratados y los compré. A ver que tal salen!!
Un besooo

Bea la cocinillas dijo...

Anita,
coge los que quieras, estás en tu casa, jeje!
Marisa,
gracias por la visita, yo también me he pasado por tu blog y tiene cosas súper sencillas así que...me encanta!!! Ya me contarás si pruebas a hacer los biscotti

locasita dijo...

Hola, Bea. Te acabo de descubrir y por aquí me quedo, que tu blog está requetebien!!

Un besote y pásate por el mío si quieres!

http://amimegustacomer.blogspot.com

SACERDOTISADEISIS dijo...

Hola Bea,

Qué ricos estos Biccotti. Tienen muy buena pinta y con esos ingredientes, no pueden defraudar. Me encanta tus observaciones para principiantes, se aprenden muchas cosas. Un besito,

Sacer

Pedro dijo...

Jubilado famélico y sus dos perritas se ofrecen para probar tamaña delicia.
Admitimos primeros y segundos platos, postres , desayunos, comidas, meriendas y cenas.
Interesados dirigirse a mi blog.

Bea la cocinillas dijo...

Locasita,
visita devuelta...
Sacerdotisa,
bueno, son mejorables, pero sí, me gusta comentar mis fallos por si sirven de algo, que muchos aquí estamos aprendiendo
Don Pedro,
por favor, pase, pase, no le esperaba yo por aquí. Sigo a su señora esposa (qué suerte tiene!) pero su blog no lo había visitado. Arranca sonrisas y eso siempre gusta.