miércoles, 14 de abril de 2010

FOCACCIA

Hay platos que se te quedan en lo profundo del cajón de las recetas pendientes (que el mío parece que no tiene fondo) y, aunque tengas muchas ganas de hacerlas, pasa el tiempo y al final tienes que verla en otro blog para acordarte de que ahí la tenías, esperando. Es lo que me ha pasado a mí con la focaccia, que por fin la hice este pasado fin de semana después de verla en el fantástico blog (del que no voy a decir más, lo descubrís vosotros pasándoos por ahí, que merece mucho la pena) de Pepekitchen.

Recuerdo que la receta que tenía guardada incorporaba aceitunas, tal y como la probé la primera (y única) vez en Milán, comprada de casualidad antes de ir ya al aeropuerto para volver. Pero decidí hacerla tal y como la explicaba Pepe porque así utilizaba por fin los tomates secos que tanto me había costado encontrar. ¿El resultado? un plato muy rico, ideal para acompañar con queso (como hice yo) o con chorizo (como hizo mi pareja).

Le va bien todo, o incluso sola, y calentita sabe mucho mejor.


Si queréis ver la receta original de Pepe, pinchad aquí.



Y esta es la mía:


INGREDIENTES


Para la masa:

210 gramos de agua mineral

1 cucharada de aceite de oliva

350 gramos de harina de fuerza

Media cucharadita de sal

Una cucharadita de azúcar

Una cucharadita de levadura seca de panadero

140 gramos de mozzarella rallada


Para decorar:

4-5 tomates secos en aceite de oliva

Hierbas provenzales

Sal


PREPARACIÓN

Lo más sencillo es preparar la masa con la panificadora, pero Pepe también explica cómo hacerla de manera manual e incluso con la Thermomix. Como yo tengo la primera maquinita (la única que tengo), la hice en su cubeta, donde eché, por este orden: agua, aceite, harina, sal, azúcar, levadura. Con el programa de masas, la panificadora amasa la mezcla y la leva, con lo que en hora y media la tenemos preparada.


Una vez obtenida la masa, se saca de la cubeta y se echa en una superficie enharinada, porque la masa es un poco pegajosa, y se amasa a mano durante unos minutos para quitarle todo el aire que ha cogido con el levado.

Poco a poco, se le va añadiendo el queso mozzarella rallado, para que se incorpore bien a la masa.


Se estira con un rodillo para darle la forma alargada y se deposita en la bandeja del horno. Así, se tapa con un paño limpio y se deja reposar 15 minutos.


Es el momento de decorarla. Para ello, se trocean los tomates, bien escurridos, y se reparten por toda la superficie, que después se espolvoreará con hierbas provenzales y sal.


Se mete en el horno durante 20 minutos, a una temperatura de 200ºC, o hasta que se vea doradita.



OBSERVACIONES PARA PRINCIPIANTES COMO YO


Antes de nada, que no os eche para atrás el que haya puesto la receta para hacerla en la panificadora, ¿eh? que Pepe también os la explica muy requetebién para hacerla a mano que a mí es como más me gusta, porque me encanta “manosear” todo tipo de masas, pero esta vez quería aprovechar mi aparatillo, entendedlo. Ahí van algunos consejos:

La masa sale, para mi gusto, bastante pegajosa, y creí que me iba a tener que pelear más con ella. Pero no hay nada que un pelín más de harina no pueda solucionar y eso hice yo, mientras le quitaba el aire aproveché para añadirle un poco más de harina y hacerla así más manejable.


Para añadirle el queso rallado, que es bastante, lo mejor es ir echando poco a poco sobre la masa y luego hacer una bola para que se quede dentro e ir amasando para que se reparta bien y volver a repetir la operación. Ni se os ocurra echar todo el queso de una vez, que se os saldrá por todos los lados (eso hice yo al principio…).


Para que sea más sencillo luego pasar la masa, ya estirada, a la bandeja del horno, lo que yo hice fue estirarla sobre el papel vegetal, así luego sólo tuve que colocarlo sobre la bandeja, porque si no se corre el riesgo de que la focaccia se pegue, por ejemplo, a la encimera, una vez estirada, y sea más complicado el transportarla al horno.


Como veréis si leéis la receta de Pepe, él le pone por encima romero fresco en vez de hierbas provenzales, pero es lo que tenía yo más a mano y no quedó nada mal. Supongo que con otras hierbas, como el orégano, tan típico en las pizzas, también quedará bien. Yo pienso probar.


Este es el bote de tomates secos en aceite de oliva que encontré al fin, de casualidad, en Lisboa, después de recorrerme tiendas y tiendas por mi ciudad y por otras que visitaba. Ahora tengo más, porque una amiga me trajo de Alicante, pero en bolsa, secos de verdad, ¡ja,ja! Tenía muchas ganas de abrir el bote, pero ahora no sé qué más cosas se pueden hacer con ellos, así que admito (por favor) sugerencias, porque sé que muchas de vosotras los usáis bastante. ¡Gracias!


La focaccia admite muchas más versiones, así que el asunto es ir probando. Yo todavía tengo pendiente una con aceitunas, como la que me comí en Milán hace tantos años, cuando todavía no me había entrado a mí este gusanillo por la cocina. Para acompañar a toda clase de embutidos y quesos, por ejemplo, viene muy bien y así solucionáis una cena informal, original y muy rica.






Imprimir

18 comentarios:

Silvia dijo...

Mmmmmmmmmmmmmm una focaccia deliciosa.
Me ha encantado el reportaje, el paso a paso y las estupendas fotos.

Besos.

Akane dijo...

No sabes la razón que tienes en eso de las recetas eternamente pendientes! Y es que la focaccia es mi grandísima pendiente, no paro de pensar cada vez que veo una "tengo que probarla pronto!" pero nada, se sigue manteniendo en espera...

A ti te ha salido riquísima, seguro, por la pintaza que tiene en las fotos. Me gusta que hayas usado tomates secos, son muy ricos y seguro que le van genial a esta rica masa :)
Yo los he usado en la elaboración de salsas para pasta, también en algún guiso que lleve tomate, y por supuesto, en pizzas :)


Un abrazo

Bea la cocinillas dijo...

Silvia y Akane, las dos blogueras más rápidas en contestar, por dios, si acabo de colgar la receta....mil gracias!
Silvia,
estupendas fotos, bueno, una hace lo que puede, que tengo la cámara llenita de masa, grasa y demás, jeje!
Akane,
espero que mi focaccia te ayude a dar el paso definitivo y ver pronto tu receta en el blog, ok? Y gracias por comentarme más usos para los tomates secos que si no, veo que se me mueren de aburrimiento en el frigo!

ana maría dijo...

Umm que tengo tomates secos que me han regalado...mi carpeta de favoritos y recetas pendientes es interminable...
Te ha quedado estupenda!!!

silvia dijo...

Se ve riquísima!!!

Espe dijo...

yo tambien le tengo ganas a los tomates secos,a ver si los encuentro....se ve deliciosa..y maja,que explicaciones mas buenas das,da gusto...gracias

Anita Cocinitas dijo...

Bueno bueno, que pinta! Me voy corriendo a por la receta de Pepe, que no tengo maquinita mágica... porque no caben más cosas en mi minicocina!
Un beso

Lydia dijo...

Muy bien explicado Bea, tiene una pinta estupenda. Yo también la tengo pendiente por hacer.

Yo los tomates secos los he visto en el Mercadona, en la parte de las especias. Mira a ver si encuentras ahí ;) Besos

Joana dijo...

Me vuelve loca la focaccia! Es uno de mis panes favoritos y es facilisimo de hacer. Enhorabuena, te quedo fantastica!

Besitos

MªJosé dijo...

Me encanta tu focaccia y los saboress estupendosss.
Que pintita!!!!!!
besitossss

Bea la cocinillas dijo...

Ana María,
gracias, yo tengo la carpeta abarrotada también y muuuy desordenada, a ver si te animas a estrenar los tomates con esta receta.
Silvia,
puedo asegurarte que también lo estaba, jeje!
Espe,
se hace lo que se puede. Si encuentras tomates secos aquí avisa, porque yo me volví loca y nada de nada...
Anita,
si no conoces el blog de Pepe, vas a alucinar, es fantástico! Yo ya he hecho muchas recetas suyas, las explica muy requetebién.
Lydia,
nada, por aquí en Mercadona lo que hay son pimientos y ñoras secos, nada de tomates. A ver si te animas a hacerla ya!
Joana,
hello darling! a partir de ahora también son de mis favoritos, te lo aseguro!
MªJosé,
gracias, gracias, anímate y ya verás que fácil

Marisa dijo...

Holaaa, no conozco a Pepe, iré a visitarle. Qué buena debe de estar esta focaccia. Nunca la he preparado. Es como una pizza pero en gordita?
Desdeluego te ha quedado de maravilla!
Un besoooo

antonia dijo...

Hola Bea, esta mañana te he visto (tu blog, claro, je ) en el trabajo, y me ha impresinado, pero me da un poco de corte ponerme allí a escribir los comentarios... Vaya fotos de cada paso ,están genial, yo también tengo ganas de hacer focaccia, porque no la he hecho nunca. Pues eso, me ha encantado esta entrada!
besos

Bea la cocinillas dijo...

Marisa,
espero que ya hayas visitado a Pepe. A la pizza no se parece mucho la focaccia, es más un acompañamiento, pero muy rica igualmente, eh? Ya me contarás si la pruebas.
Antonia,
muy bien, tú en el trabajo al trabajo, no vaya a ser....jeje! Pues anímate a hacerla, a ti encima que te gustan tanto los tomates secos y los usas para muchas cosas.

Paula dijo...

tengo que repetir yo la focaccia, que la que hice me gustó mucho. La próxima la haré con estos ingredientes ;)

Salu2, Paula
http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net

Laura y Paloma dijo...

Mira que tener que ir a Lisboa para conseguir los tomates... a lo mejor en el Corte inglés los tienen como último recurso (eso sí, seguro que el precio asusta).

Las fotos están muy bien, además tiene muy buena pinta.

Nuestra lista de recetas pendientes para hacer también es enorme, y cada día aumenta más :S
Un beso!

Bea la cocinillas dijo...

Paula,
con las cosas de nivelón que haces, esta focaccia está chupada para ti!
Laura y Paloma,
es que, chicas, en mi ciudad no hay Corte Inglés (pero una vez que fui a Alicante lo busqué y se les había acabado, era el destino encontrarnos en Lisboa, está claro, jaja!). Yo ahora tengo más tiempo para cocinar, pero aún así la lista de pendientes crece y crece...

María dijo...

ya veo que no soy la única que tiene que comprar recambios de hojas para anotar las recetas pendientes. Tengo muchas ganas de hacer tu receta, pero ya sabes un día de estos. Mientras tanto me llevo un trocito para probarla.

Bss.