jueves, 29 de abril de 2010

COL CON CEBOLLA

¡Lo conseguí! Bueno, a medias. Me explico: hace pocas entradas os decía que tenía preparada una receta de col, pero que me había quedado sólo con las fotos, sin tener la receta en sí, y que, como hacía tiempo que la había hecho, no la encontraba. Pues el otro día me dio por organizar mis recetas (tengo un jaleo….una tarta, junto a una sopa, pegando con una ensalada, aplastada junto a una nueva forma de hacer muffins….¡en fin!) que tengo impresas y apareció.

Tengo la costumbre de poner al final de cada una la dirección del blog de dónde la he sacado pero, ¡oh! casualidad, esta vez no lo había cumplido con esa buena regla. Así que aquí os dejo esta receta de cuya autora no me acuerdo (porque no era un blog de esos que mire yo a menudo, sino de los otros que me encuentro por –grata- casualidad muchos días). Si alguna se siente aludida, que me lo diga, ¿vale?

Lo cierto es que no es una receta muy veraniega, pero, como dicen que volverán días de frío, a lo mejor os sirve todavía. Las fotos, en fin, que una col con garbanzos y unos taquitos de jamón (con lo que lo acompañé yo) no es muy fotogénica, así que, mis disculpas por adelantado.


INGREDIENTES


1 col

1 cebolla grande

400 gramos de tomate triturado

Sal

Ajo en polvo


PREPARACIÓN


Primero, hay que lavar la col y cortarla en tiras largas y bastante finas. Del mismo modo se hace con la cebolla y se reserva.

En una olla honda, se echa un dedo de aceite (cubrir la base y un poco más) y se echa la col cortada, para que se haga a fuego fuerte.

Hay que ir removiendo para que no se queme. Cuando ya esté empezando a ablandarse, se añade la cebolla y se sigue removiendo para que no se pegue. Cuando la cebolla ya esté doradita, se le añade el tomate, sal y ajo en polvo y se remueve otro ratito más hasta que esté todo mezclado.


Acompañar caliente con lo que os apetezca o comer sola, tal cual.



OBSERVACIONES PARA PRINCIPIANTES COMO YO


Recuerdo que era reacia a pensar que la col se pudiera cocinar, y que no quedara cruda, haciéndolo de esta manera (es lo que tiene no tener apenas experiencia con platos de verdura) pero me sorprendió gratamente. Tenía la col muerta de risa en la nevera (ni siquiera me acuerdo para qué la compré, creo que para hacer un caldito y luego nada) y fue la salida que le encontré. Creo que de forma parecida se hace para preparar los rollitos de primavera, así que ya sabéis. De consejos, pocos, porque es un plato fácil:


Sobre todo, remover constantemente, que si no se pega la col, o la cebolla, o se quema algo y no le da buen sabor. No hay que añadir más aceite, porque es suficiente, pero sí estar atentos para darle vueltas con la cuchara de madera de vez en cuando.


En la receta original decía que era típico de Hungría este plato (creo) y, en vez de ajo, sugerían echar pimienta negra, pero como yo no soy mucho (por no decir nada) de picante, no me atreví.


Se me ocurrió juntarla con garbanzos porque así hacía un plato único consistente, pero admite cualquier combinación que se os ocurra…o sola, porque la primera vez la comí así y también estaba buena.



Imprimir

14 comentarios:

Akane dijo...

El caos con las recetas que una va encontrando, haciendo o recopilando es algo que creo que nos pasa a todos, al menos a mi seguro; y eso de no recordar la fuente también me suele pasar. Si es que se encuentran tantas cosas por la red!

Yo nunca he cocinado col, bueno no es cierto, pero sólo col lombarda (ese color morado que tiene me encanta). Y me gusta, pero no sé por qué no la suelo ver cuando hacemos la compra...
Esta receta tiene muy buena pinta, tanto sola como acompañada, y seguro que admite muchos acompañamientos :)

Un abrazo

Eva dijo...

El tema de la organizacion de las recetas me suena,si es que hay tantas cosas ricas que se nos antojan y guardamos no sabemos donde, pero mira, guardarla la guardaste aunque aparecio cuando quiso. Y la recetita de origen desconocido me encanta, asiq ue a partir de ahora para mi es como si fuera tuya, que eres la que me ha dado envidia a estas horas que me suenan las tripas!! un besote

Donibaneko dijo...

Tiene una pinta muy buena, y lo bueno que te sirve de base para distintos platos, la verdad que como lo has puesto con el jamoncito y los garbanzos queda un plato completo, nutritivo y menos calórico de lo que algunos piensa. Ah y lo de que no es un plato muy para el calor ... bueno con el tiempo loco que tenemos seguro que aun lo hacemos mas de una vez.
Un beso guapa!

Espe dijo...

que platico mas bueno,bea..me encanta

antonia dijo...

Ay, es verdad, yo también tengo un caos de recetas, y algunas más enmedio para hacer algún día... ¡qué lío!qué bueno este plato, aunque yo sí soy de las que añadiría picante!
besos

Lydia dijo...

Me pasa igual, yo tengo poca experiencia con las verduras, si te digo que creo que nunca he probado la col, jaja muy mal. Tomo nota de esta receta que se ve estupenda. Muacks

Recetas de Rocío dijo...

Las verduras no son mi especialidad, aunque me encata comerlas!! jeje
Esa col se ve muy rica... mmm.. seguro algun dia voy a probar de hacerla.
Cariños!!

Gema dijo...

Que buena receta, sencilla pero no se me hubiera ocurrido. A mí la col me gusta mucho, la tomo bastante en ensaladas y este plato tengo que probarlo. Me quedo por tu blog. Un beso.

EL PUCHERETE DE MARI dijo...

Hola Bea, que te diria yo de como estan mis recetas, el caso es que las cojo pero cuando veo el caos tremendo, entre recortes de revista, hojas sueltas con notas, fotocopias, libros... al final acabo dejandolo en el mismo sitio y siempre digo "el próximo fin de semana que tendre más tiempo" pero no llega nunca.
LA receta se ve muy rica, para mi ahora demasiado porque me he puesto a dieta pero más adelante cae.
Como no conocia tu blog, me voy a dar un paseito por el con tu permiso y también me voy a hacer seguidora porque veo que promete.
Un besito guapa

Bea la cocinillas dijo...

Akane,
queremos hacer tantas cosas y recopilar tanto que al final...pasa lo que pasa. La lombarda a mí también me encanta, de hecho, soy fan de todas las verduras, jaja!
Eva,
gracias! consuela saber que no soy la única que tiene un cajón desastre de recetas....
Donibaneko,
tienes razón, me veo comiendo un buen cocido dentro de una semana, con la temperatura por los suelos de nuevo, jeje! El tiempo está loco...
Espe,
con garbanzos de la tierra, eh? que están bien ricos
Antonia,
pues ya sabes, a tu gusto, el picante alegra la vida...yo es que lo aguanto poquísimo, una lástima!
Lydia,
no, si yo creo que he probado todas las verduras porque me encantan, pero, a la hora de meterme en la cocina, me tira más hacer un postre que cosas de estas, ya sabes.
Rocío,
está claro que te pasa como a mí, a ver si nos aplicamos con algo salado de vez en cuando, pero es que hacer dulces es taaan divertido...
Gema,
bienvenida, ya me dirás qué te parece si haces esta receta.
Mari,
otra nueva, me encanta! paséate todo lo que quieras, que ahora mismo me voy a cotillear tu blog.

Unodedos dijo...

Creo que no eres la única de caos recetil! Sobretodo hace años imprimía recetas y claro adivina tú de quién son ahora!
Ahora ya si lo hago pongo en boli la url o la añado en la opción de impresión, más que nada porque como andamos entre blogs nadie se mosquee jeje
Bueno al caso que me parece una receta muy rica y también me la comería ne verano jejeje
Bicos!

Bea la cocinillas dijo...

Pam,
sí, yo también intento poner la "fuente" de todas las recetas, que encima soy una copieteadora nata, que yo no sé hacer nada si no os miro al resto, jaja! Veo que vais siendo unos maestros del pan, eh?

Laura y Paloma dijo...

Al fin apareció! Si es que cuando menos te lo esperas (o cuando ordenas) suelen aparecer las cosas, jeje.

De la forma que lo has preparado tiene buenísima pinta. Da igual que haga calor, que nosotras nos comíamos un plato encantadas :-)
Un beso!

Joana dijo...

ay que rico por favor!!!!!!!!!!!! Me vuelve loca, apuntada tu receta.

Un besito