jueves, 25 de febrero de 2010

CUPCAKES DE ARÁNDANOS

Magdalenas, muffins, cupcakes….me vuelvo loca con tanto nombre y apenas sé las diferencias entre ellos. Pero, eso sí, todos están riquísimos. Estos últimos, los cupcakes, todavía no los había probado, así que ya iba siendo hora de arreglar eso. Siguiendo las indicaciones de Bea, del blog El Rincón de Bea, uno de mis blogs de cabecera, que habló maravillas de esta receta que se trajo directamente de la mejor tienda de cupcakes de Londres (según ella, y yo le creo, porque, en mi caso, todavía no conozco ni Londres, así que poco puedo opinar al respecto) he descubierto que sí, que están muy, muy ricos. Compactos como las magdalenas y con un sabor a vainilla que los hace especiales. Eso sí, poco a poco, porque sé que los cupcakes suelen estas decorados, como pequeñas tartitas, pero todavía no me atrevo con tanto. Pero, en cuanto me anime, seréis los primeros en saberlo. Pero, si vosotros sois más valientes que yo, hacedlos como dice Bea, que sabe mucho de esto (y de otras muchas cosas, es cierto), y seguro que os salen de requetechupete, con su mermelada y su buttercream, ¡hummm!.

En esta ocasión, para estrenarme en este mundillo de los cupcakes, los he hecho de arándanos. Es gracioso, porque tenía una bolsa muerta de risa en lo más profundo de uno de los armarios de la cocina, fruto de una de esas compras alimenticias compulsivas que suelo hacer y luego me pregunto, “¿para qué lo quiero?”. Los he usado al final para un par de recetas y ahora ya no tengo y me encantan y estoy como loca buscando a ver dónde los puedo encontrar para volver a repetir estas cosas tan ricas, porque donde los compré aquella primera vez era sólo una oferta eventual, ¡snif!. No hay quien me entienda. Lo sé y yo me acepto, que ya es algo.


Si queréis ver la receta original de Bea, pinchad aquí.


Y esta es la mía:


INGREDIENTES


110 gramos de mantequilla sin sal

180 gramos de azúcar

2 huevos

125 gramos de harina con levadura (especial para bizcochos)

120 gramos de harina normal

125 mililitros de leche

1 cucharada de esencia de vainilla

100 gramos de arándanos secos


PREPARACIÓN


Para empezar, batir la mantequilla con el azúcar, un buen rato, hasta conseguir una crema con ambos ingredientes bien integrados. Después, se incorpora un huevo y se bate. Cuando se haya integrado, se echa el segundo huevo y se sigue batiendo. Reservar.

En otro recipiente, se tamizan los dos tipos de harina, mientras que, en un tercer bol se echa la leche y se mezcla con la esencia de vainilla.

Ahora llega el momento de mezclar todos los ingredientes, pero poco a poco. Sobre la mezcla de la mantequilla, se echa un tercio, más o menos, de la harina tamizada, y se integra.


Después se hace lo mismo con un tercio de la leche. Se repiten las dos operaciones otro par de veces, hasta terminar con la mezcla de la harina y la de la leche y obtener la masa final para los cupcakes.

Para terminar, se integran los arándanos secos.


Se precalienta el horno a 180ºC. Mientras tanto, se va echando la masa sobre los papelillos para magdalenas, cubriendo 2/3 de su capacidad.


Hornear durante 20 minutos. Según las indicaciones de mi tocaya Bea, cuando se saquen del horno, hay que dejarlos reposar durante 10 minutos y después pasarlos a una rendija para que se terminen de enfriar.


OBSERVACIONES PARA PRINCIPIANTES COMO YO


Sí, la masa que se obtiene parece un poco líquida, la verdad. Yo me asusté al principio porque pensé que la había fastidiado, pero ¡no!, si seguís dándole e integrando, adquiere consistencia, os lo aseguro.


Echad un vistazo a vuestros cupcakes cuando estén en el horno, puesto que ya sabéis que mis 20 minutos de horno pueden ser más (o menos) en los vuestros. Yo prefiero estar atenta la primera vez que los hago y luego apuntar bien el tiempo y así ya sé cuánto lo tengo que dejar para la próxima vez.


Milagrosamente, no me digáis por qué, en esta ocasión estos cupcakes me subieron un montón, de lo que me siento muy orgullosa. Aunque sea simple apariencia, porque de sabor están ricos, no me suelen subir tanto las magdalenas ni los muffins, se alían en mi contra para no tener copete. Pero estos no, por eso desde ¡ya! son mis preferidos, ¡je,je! Eso sí, luego me he dado cuenta de que, por primera vez, he usado esa harina especial para bizcochos, y quizá ella sea también un poco “culpable” de mi éxito. Así que también va a pasar a ser uno de mis “imprescindibles” en la despensa….a este paso no voy a tener sitio para más cosas nuevas.







Imprimir

20 comentarios:

Espe dijo...

hola bea,ahora mismito seguidora que me hado tuya,que guay,si ademas casi hemos empezado a la vez en esto de los blog,y encima vives aqui...que ilusion,me encanta que visits mi cocina,a mi me veras por aqui y cualquier cosas que necesites en mi pagina esta mi correo...por cierto,me llevo unas magdalenas que a mi no me subesn asi a ver si con tu receta lo consigo..saludines

Anónimo dijo...

Qué ricos!!. En Londres me puse las botas a comerlos y alguna que otra vez también los hago en casa.
Los arándanos yo los compro en las dietéticas pero ahora en Mercadona también los tienen, así que, ya sabes dónde encontrarlos.

Un beso

Ana

Silvia dijo...

Receta estupenda que has bordado. Has creado un bocado delicioso que viene perfecto para el desayuno y para la merienda.

Besos.

Bea la cocinillas dijo...

Espe,
ha sido toda una sorpresa encontrarme con otra zamorana en la blogosfera, estamos en contacto! Por cierto, según los expertos cocineros, las magdalenas suben si: se mete la masa un rato en el frigorífico, se tiene el horno bien caliente cuando se meten y se hacen en cápsulas duras, en decir, no sólo en papelitos, sino en moldes rígidos (ya sea una bandeja especial o en flaneras, por ejemplo, que es otra opción). Aunque creo que, en esta receta, ha hecho mucho también lo de usar la harina bizcochada. Un beso!
Ana,
como siempre, gracias por tus consejos, buscaré en el súper la próxima vez que vaya!
Silvia,
gracias por los piropos. Prueba tú y ya verás qué ricos!

Paula dijo...

tienen una pinta estupenda, así que me llevo una ;)

Salu2, Paula
http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net

Laura. dijo...

Riquísimos seguro, con esos arándanos, que buenos. Que altitos te han quedado. quiero uno...

Besos!

Magdalena de Chocolate dijo...

Yo tampoco sé las diferencias entre magdalenas, muffins y cupcakes... pero como dices tú: todos están de muerte! jeje
Y hace tiempo que quiero hacer alguno de ellos con arándanos o frutas del bosque o algo así... tendré que ponerme a ello!
Tus cupcakes tienen una pinta deliciosa, seguro que están riquísimos :)
Un beso!

Akane dijo...

Qué buenos, con arándanos secos! Son de los rojos (cranberries)? Si es así, yo los encontré en Mercadona.

Por lo que yo tengo entendido, un cupcake es como una tarta en miniatura; por tanto suelen tener más mantequilla y más azúcar que un muffin, y por eso son más compactos en su miga; y lo normal es que tengan una cobertura (las buttercream son famosas como habrás visto en mil sitios). Yo como soy de dulce pero no "muy dulce" suelo preferir los muffins. También se suelen considerar los muffins como desayuno y los cupcakes más de postre. Y curiosamente suelo ver que los cupcakes no deben subir mucho, precisamente por hacer la decoración más fácil.

Pero se puede resumir en que: cada uno que interprete cada receta a su gusto; todos están buenísimos!

Tienen una pinta riquísima; espero que hagas muchos más!

Un abrazo

antonia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
antonia dijo...

Tienes razón, te ha nsubido y se han quedado muy monos, tan redonditos. Pocas veces lo consigo. Parece que suben, pero al sacarlos del horno, les dá el bajón!!así tu crees que es por la harina?

antonia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
antonia dijo...

opss!!Perdona, Bea, no sé qué lío me he hecho con los comentariosss!!

Lydia dijo...

Como te entiendo con lo del espacio... jaja. Te han quedado geniales, y muy altitos. Seguro que están riquísimos. Saludos

Bea la cocinillas dijo...

Paula,
coge todos los que quieras, así tengo excusa para hacer más, :)
Laura,
a ti también te doy, envidiosilla....jijiji!
Magda,
pues prueba con esta receta, que seguro que aciertas porque a mí me salieron así a la primera
Akane,
pues miraré allí, que es donde suelo hacer la compra. Deben de haber traido productos nuevos, porque el otro día vi que ya tenían harina de fuerza y me dio una alegría...porque era difícil de encontrar! Y sí, yo también me di cuenta de que, si los hubiera querido decorar, habían subido demasiado, jeje! El mundo al revés, de verdad.
Antonia,
tranqui por lo de los comentarios, a vecer blooger se vuelve loco y no hay quien lo entienda....Y creo que ha subido por la harina, sí, pero también por tener el horno bien caliente antes de meterlos y por hacerlo en cápsulas duras, que así no se espanzurra tanto la masa hacia los lados. Prueba con esos truquis y ya me dirás!

Bea la cocinillas dijo...

Lydia,
pues está mal que yo lo diga, pero estaban ricos, ricos, eh? así que ya estás probando, jaja!

Unodedos dijo...

Menuda maravilla guapa, te han quedado geniales!!!!

Laura y Paloma dijo...

Menudos cupcakes para ser los primeros, acertaste totalmente Bea (por cierto, te has fijado que sois muchas Beas en este mundo de los blogs, jajaja).

Después de hacer el frosting a nosotras particularmente nos gustan más sin decorar, pero algún día lo harás y podrás opinar. Hasta entonces a ponerte morada con estos porque te habrán salido unos cuantos :-)

Un beso!

Bea la cocinillas dijo...

Pam,
muchas gracias, sí, tienen mejor pinta que los croissants, verdad? jeje
Hermanitas,
tengo pendiente lo de decorar, pero, en principio, así también están bien ricos. Y por los de Beas, es que lo bueno abunda, jaja!

Doña Masita dijo...

¡Hola Bea! Como bien dices, sean cupcakes, muffins o magdalenas, se ven deliciosos.

Los arándanos y moras azules me gustan mucho en los panes, así que estos van directo a mi lista de favoritos.

Un abrazo,

Doña Masita
www.donamasita.com

Bea la cocinillas dijo...

Doña Masita,
qué honor tener un comentario desde taaaaaaan lejos. Me apunto su blog ya. Seguro que allá es mucho más fácil conseguir arándanos que en España.