domingo, 7 de junio de 2009

Bea estrena el cardamomo

Mi tarrito de cardamomo, que es como mi pequeño tesoro…nos ha fastidiado, con lo que me costó hacerme con él. Ya que en mi ciudad no lo encontraba ni de coña, a cada sitio de viaje al que iba, allí que buscaba, aunque sin mucho éxito. Y mientras tanto, más recetas ricas con cardamomo que encontraba por Internet, lo que acrecentaba mis ansias por tener esa especia que ni siquiera sabía si me iba a gustar, pero, por pura cabezonería ya, tenía que ser mía. Por fin, el pasado mes de abril lo encontré de la manera más sencilla en la sección de “delicatessen” de El Corte Inglés de Alicante. Mirad qué bonito es.

El caso es que hasta este mes de junio no lo he estrenado. Eso sí, nada más comprarlo lo abrí para descubrir ese olor tan intenso, que se ha transmitido a mis MUFFINS DE CARDAMOMO, la receta que os presento hoy. La verdad es que la receta original se llama “muffins con sabor a donut”, pero me parece más correcto el otro nombre, porque a donut no me saben, aunque están bien ricas. Esta receta la he sacado del blog de Elena, Chocolate y Pimienta, uno de mis habituales. Allí podréis encontrar de todo, es un hacha con lo dulce y con lo salado, una cocinera todoterreno, vamos.

Yo le tengo especial cariño a los muffins, parecidas a las magdalenas de aquí de toda la vida, porque fue con lo que me estrené cuando me entró esta “fiebre” por trastear en la cocina. Y se lo debo a mi tocaya Bea, de El rincón de Bea, que ahora nos tiene a todas un poco huerfanitas con su negocio galletil, ¡snif!. Pero se lo perdonamos porque seguro que luego vuelve con más fuerza.

Estos muffins son realmente fáciles de hacer, como todo aquí. La mayor dificultad es encontrar el cardamomo, por lo menos en mi caso. La verdad es que le da un toque realmente especial, quizá un sabor algo fuerte para algunos, pero, desde ¡ya!, esta especia pasa a formar parte de mi lista de favoritas, junto con el jengibre. Y con el toque de la vainilla, de la que soy declarada admiradora, hace más especial aún esta receta. Vamos allá.


Si queréis ver la receta de Elena, pichad aquí.


Y esta es la mía:


INGREDIENTES


Para los muffins:

2 huevos

1 yogur natural

2 medida del yogur de azúcar

3 medidas del yogur de harina

½ medida del yogur de aceite de girasol

1 cucharadita de levadura

2 cucharaditas de esencia de vainilla

4 semillas de cardamomo machacadas


Para el glaseado:

Azúcar

Canela

20 gramos de mantequilla


PREPARACIÓN

En un bol, se baten bien los dos huevos y luego se va añadiendo, poco a poco, el yogur natural, el azúcar, el aceite, la esencia de vainilla y el cardamomo machacado.

Cuando se haya integrado todo, se añade tamizada la harina, junto con la levadura, hasta que quede una masa sin grumos.

Mientras se pone a precalentar el horno a 180ºC, en la bandeja de horno se colocan los papelillos de magdalenas y, sobre estas, se echa la masa, procurando que sólo se llene la mitad, para que luego suban mejor.

Se mete en el horno durante aproximadamente 20 minutos.

Mientras tanto, se mete en el microondas la mantequilla que se va a usar para el glaseado, para que se derrita. Reservar.

Cuando los muffins estén hechos, se les deja reposar un poco para que se vayan enfriando.

En un bol pequeño y poco profundo, se mezcla azúcar y canela, para el glaseado.

Cuando los muffins hayan templado, se les coge boca abajo y se les mete la “cabecita” primero en la mantequilla fundida y después en la mezcla de azúcar y canela, para que quede el glaseado.

Dejar enfriar del todo y ya están listos para comer.

OBSERVACIONES PARA PRINCIPIANTES COMO YO


Poca cosa se puede decir de estos muffins, pero allá vamos:


Con esta receta, salen unos doce muffins grandes. Después de mi experiencia, creo que es mejor que los hagáis en papeles de magdalenas más pequeños, tamaño medio. Los que puso yo eran muy grandes y por eso no subieron mucho, sino que se “desparramaron” algunos para los lados y quedaron muy planos. Así que os saldrán más de doce.


Como y compré el cardamomo en grano, tuve que abrirlo, sacarle las semillas y machacarlas con el mortero. Si encontráis esta especie en polvo, eso que os ahorráis.


El glaseado es sencillo de hacer, no os doy medidas exactas de azúcar y canela porque es mejor hacerlo a ojo y, si hace falta más, pues se añade en un momento. Yo con 20 gramos de mantequilla tuve suficiente, pero, lo mismo, si necesitáis más, se funde en el microondas y asunto arreglado. Si os pasa como a mí, que no sube mucho el muffin y casi no tiene cabecita, para hacer el glaseado, en vez de untar boca abajo el muffin, yo me ayudó de una cuchara para echar por encima de él la mantequilla primero y después la mezcla de azúcar y canela.

Hoy le quería dedicar esta receta a mi prima Susana, porque es su súper cumpleaños y está un poco lejos de todos para celebrarlo con familia y amigos. Es lo que tiene ser la trotamundos de la familia. Aunque ahora vive en El Cairo, su cumple le ha pillado de viaje de trabajo en Bolivia, así que, desde aquí ¡MUCHAS FELICIDADES!



6 comentarios:

Akane dijo...

Qué buena pinta! A mi los muffins también me encantan, fueron mis primeros pasos en la cocina (recuerdo el día que compré la bandeja con los 12 moldes, qué ilusión!).

El carcamomo también me costó encontrarlo, y lo compré en el mismo lugar que tú, en la sección gourmet del corte inglés... lugar al que no me gutsa recurrir pero es que con determinadas cosas no hay más remedio :P
Tiene un aroma muy especial, da un toque genial a platos dulces pero también salados. A experimentar!

Besos

Bea la cocinillas dijo...

Akane,
sí, yo también me "estrené" en este mundillo con los muffins y desde entonces, estoy enganchada. Ya estoy investigando nuevas recetas con el cardamomo. me ha gustado mucho su sabor. ¿Salado? habrá que probarlo también, jeje!

Laura. dijo...

Pues yo no he probado todavia el cardamoro, y mira que oigo hablar muy bien de el, pero es que es tan complicado encontrarlo, tengo que ir al corte inglés, hay varias cosas que quiero y que seguro encontrare alli! Besos Bea!

Bea la cocinillas dijo...

Laura,
seguro que en El Corte Inglés,en la sección gourmet, lo encuentras. Madre mía la de vueltas que di yo hasta que fue mío, jeje! Pero al final lo conseguí y es una especia que me encanta

Anónimo dijo...

a lo mejor es que te tienes que venir a El Cairo a por cardamono primita... Mil gracias por el detallazo! besazo enorme! Su

Bea la cocinillas dijo...

Su,
esa visita está pendiente, ya lo sabes...lo que voy a disfrutar yo en los mercados de por allí!!!