martes, 25 de enero de 2011

TARTA DE MANDARINA


Bueno, bueno, bueno…estaba claro que aquí hacía falta ya una receta dulce. Y esta la tengo guardada desde hace muuuucho tiempo. De hecho, es una de mis primeras incursiones a la cocina y la hice hace un par de años para mi cumple. Hace cuatro meses me acordé de ella para repetirla en una cena e, ilusa de mí, la busqué en mi propio blog, pensando que ya la había publicado. Error. Así que tuve que rescatarla de uno de los blogs de cocina que primero descubrí, Cuchara de Palo, de Raquel. Fue una de las que enganchó a esto de la cocina, con sus ricas recetas… ¡y tan fáciles! Echad un vistazo si no la conocíais, es una de las veteranas de la red. ¡Anda que no hice yo recetas de ella al principio!

Esta tarta es muy suave, recuerda a las del queso, pero con el toque afrutado de la mandarina.

Si queréis ver la receta original (es de 2008…¡cómo pasa el tiempo!) pinchad aquí.

Y esta es la mía:

INGREDIENTES

Para la base:

100 gramos de azúcar

100 gramos de mantequilla

1 huevo

180 gramos de harina

2 cucharaditas de levadura química

Para el relleno:

Medio kilo de queso tipo Quark

Medio paquete de pudding de vainilla o de natillas

Un chorrito de licor de cerezas (opcional)

2 huevos

120 mililitros de aceite de girasol

120 mililitros de leche

100 gramos de azúcar

1 bote pequeño de mandarina en almíbar

Medio sobre de gelatina neutra


PREPARACIÓN

Primero se hace la base de tarta. Para ello, se bate el azúcar con la mantequilla derretida y después se le añade el huevo y se sigue batiendo. Por último, se añade la levadura con la harina, hasta formar una masa manejable, aunque algo pegajosa.

Se engrasa el molde que se vaya a utilizar para la tarta y en la base, se van poniendo trozos de la masa, con las manos engrasadas para que sea más sencillo, hasta cubrir toda la base de manera uniforme, también por los laterales.




Ahora es el momento de poner a escurrir las mandarinas, de esta manera, conservando el jugo:




En un bol, se añade el queso, con el polvo del pudding, el chorrito de licor, los dos huevos, el aceite de girasol, la leche y el azúcar, batiendo todo muy bien.

Con cuidado, se vierte sobre el molde y, con más cuidado todavía, se van colocando los gajos de mandarina, evitando que se hundan en el fondo de la masa.

Meter en el horno, precalentado a 150ºC, durante una hora, para que cuaje.

Con el jugo que ha sobrado, se hace una gelatina, siguiendo las instrucciones del sobre y eso nos servirá para pincelar la tarta por arriba y darle brillo.

Meter en el frigorífico y servir fría.






OBSERVACIONES PARA PRINCIPIANTES COMO YO

Si le tenéis tanto miedo a la gelatina como yo (es que nunca me salen las cosas con gelatina, le tengo pánico auténtico) podéis prescindir de este último paso, porque sólo es decorativo.

Tema mandarinas: las últimas veces que he ido a Mercadona no he encontrado esos botes de mandarinas en almíbar ya, no sé si los seguirán haciendo. Se puede sustituir por otra fruta. Seguro que con melocotón, por ejemplo, queda también muy rico.

Tema licor: en la primera tarta que hice no le eché nada porque no tenía pero en esta le añadí un poco de licor de guindas típico que había traído de Lisboa y le dio un toque muy bueno. Pero es opcional, ya sabéis.

Tema queso: el que yo uso es una tarrina grande que venden en Mercadona y que se denomina “queso fresco batido semidesnatado” (Raquel tiene una foto del bote en su receta original).

¡Ah! lo más importante. Para esta tarta lo mejor es utilizar un molde desmontable, para que lo podáis desmoldar mejor. Y como todo este tipo de tartas, sabe más rica si la dejáis reposar de un día para otro...¡si aguantáis!




Imprimir

13 comentarios:

Carol dijo...

Mmmm... si dices que recuerda a la tarta de queso me gusta seguro! Además el toque afrutado de la mandarina seguro que es genial!

Un besito guapa!

Bea la cocinillas dijo...

Carol,
seguro, seguro....con lo ricas que están estas cosas, jaja! Buena semana y besos!

Akane dijo...

Oh, qué delicia! Con un queso suave, el contraste de las mandarinas, y toque de color que da... muy rica, sin duda!

Un abrazo

antonia dijo...

queda genial, me encanta , no hay que prescindir de la gelatina!
besos

Bea la cocinillas dijo...

Akane,
pues sí que estaba buena, sí....estoy deseando probarla con otra fruta!
Antonia,
graciasss, intentaré quitarle el miedo a la maldita gelatina, jiji!

Irene dijo...

me he quedado boquiabiertaaa!que pinta mas rica por favor!esque tiene un color precioso!un besitoo

Beatriz dijo...

Bea ¡menuda tarta!. Esta es de las que me gustan de textura y ademas con fruta que siempre refrescan. Me la guardo

Laura y Paloma dijo...

¿Mandarina en zumo de uva? ¿En serio? Qué cosas más raras venden en Zamora (o más bien vendían porque dices que ya no las encuentras, seguro que tuvieron poco éxito y lo retiraron).

Nosotas tenemos alguna receta atrasada pero de un par de meses, jaja.
Menos mal que la has puesto porque tiene que estar buenísima, al menos la buena pinta la tiene ;)

Un beso!

Marisa dijo...

Holaaaaa, pues yo pánico no, pero la verdad es que no utilizo la gelatina en la cocina, solo en una tarta fría de queso que hago de vez en cuando. La verdad es que tiene un aspecto fantástico!!
Un besoooo

Bea la cocinillas dijo...

Irene,
si el color te gusta...imagínate el sabor, jeje!
Beatriz,
te "debía" esta receta después de tantas ricas que pones tú, jaja!
Laura y Paloma,
hey, que eso seguro que lo vendía Mercadona en todos sus supermercados, no sólo aquí (digo yo...)
Marisa,
cuánto tiempo! Sí, tengo que perderle el miedo a la gelatina, pero es que las cosas que he hecho con ella no me han salido...

Paula dijo...

humm, qué delicia de tarta y que fresquita ;)

Salu2, Paula
http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
http://galletilandia.blogspot.com

Anica dijo...

Holaaaaa!!!!!!!!!!!!!

Te he encontrado blogueando, saltando de un enlace a otro, me encanta conocer gente nueva en la red cocineril….jejejeje ;-DDDD
Me copio tu recetina y con tu permiso, me quedo un ratito por aquí!!! Espero que nos veamos a menudo e intercambiemos recetas….vale??

Ya tienes una nueva seguidora desde Zaragoza….besicos maños


http://anicaensucocina.blogspot.com/

ladulcemagdalena dijo...

¡¡Hola Bea!!

Pues tengo una bolsa llena de mandarinas que me trajeron de Valencia y se me van a estropear porque no puedo con todas!! qué buena idea lo de la tarta!!! A ver si me pongo a ello porque tiene una pinta deliciosa!! hmmmmm...

;) Besos