viernes, 4 de diciembre de 2009

Bea y un bocado de ángeles

La obsesión casi ha rozado la enfermedad esta vez. Teníais que verme buscando como una loca por toda la ciudad un nuevo molde de bizcocho para hacer esta delicia: el ANGEL FOOD CAKE.

Este bizcocho se le había visto hace tiempo a Bea, del blog de El rincón de Beatriz y a Ana, de Delicias y Tentaciones. Pero como era uno de sus retos, a los que yo aspiro pero no hago porque todavía no tengo nivel (y lo que me queda…) y además necesita un molde especial, pues lo dejé aparcado.

Después, comenzaron a proliferar por los blogs culinarios “angelesfoodcakes” por todos los lados y volví a interesarme por él. El último empujón, me lo dio, sin saberlo, Paula, de Con las zarpas en la masa, un blog que he descubierto hace poco y que es muy interesante, con recetas facilitas de esas que me gustan a mí. Ella había utilizado un molde que no era el original, que tiene patitas, así que ya no tenía excusa. Sólo debía encontrar un molde como el de Paula y, ¡manos a la obra!

Si lo vais a hacer, os recomiendo que os leáis las recetas de Bea, Ana y, por supuesto, Paula, para las primerizas como yo.


Y aquí está mi receta:


INGREDIENTES


9 claras de huevo

100 gramos de harina normal

200 gramos de azúcar

Un pizca de sal

2 cucharaditas de extracto de vainillas


PREPARACIÓN


Lo primero de todo, batir las claras con la pizca de sal hasta que se hayan montado.

Después, poco a poco, ir añadiendo el azúcar a cucharadas y seguir batiendo con las varillas.

Cuando se haya integrado un par de cucharadas, echar otras dos y así sucesivamente hasta echar todo el azúcar.

Ahora es el turno del extracto de vainilla. Se echa y se mezcla.

Poner a precalentar el horno a 170ºC.

Por último, se añade la harina. Esta vez, con una espátula de silicona, pero también poco a poco, en pequeñas cantidades y no echando más hasta que no se haya integrado la anterior.

La mezcla la volcamos en el molde, que NO deberá estar engrasado.

Se mete en el horno durante 35 minutos. Aquí os dejo dos fotos para que veáis el proceso del bizcocho dentro del horno.


Cuando saquemos el molde, se coloca de esta manera, si no se usa el molde especial, que tiene sus propias patitas (gracias Paula por la idea), con el objetivo de que esté una hora boca abajo pero sin tocar la base, que quede aireada para que se termine de hacer.


Ahora llega la parte más difícil: desmoldar. Teniendo en cuenta que el molde no estaba engrasado, se pega mucho a las paredes, pero sólo hay que tener un cuchillo fino para ayudarnos y un poco de paciencia. Os aseguro que sale y que queda así:

OBSERVACIONES PARA PRINCIPIANTES COMO YO


Si os leéis las recetas que os he comentado al principio, no tendréis mucho problema para hacer este cake. Como veis, es bastante sencillo de preparar, porque lleva pocos ingredientes y lo único es que hay que tener un poco de calma y paciencia para hacerlo, echando poco a poco el azúcar y la harina. A mí me relajó bastante hacerlo, hay que tomárselo con calma. Bueno, también me relajaría porque ¡por fin! lo estaba haciendo, después de una semana detrás de él.


¡Ah! otra cosa que me echaba para atrás era que llevara tanta clara de huevo, porque yo me preguntaba: ¿y qué hago yo con nueve yemas luego? Otro error de principiante. ¿Sabéis que venden claras de huevo en bote? Yo no, pero os dejo esta foto del que compré en Mercadona. Lo tienen junto a los gazpachos y comida precocinada como tortillas, pastas y pizzas, para más información. Todo un descubrimiento para mí, la verdad.
La textura de este bizcocho no es como la de los demás. Aunque esponjoso, tiene un punto de recio que es lo que me ha gustado. Como explicaba Paula, es parecido a las nubes, jamones o como llaméis a estas gominolas blancas y rosas de toda la vida. Y ese fue otro punto para querer hacerlo, porque a mí me encantan esos dulces.

Con los ingredientes que tiene, tampoco es un bizcocho con un sabor intenso, sino bastante suave. Para mí, solo está muy rico, pero con un poco de mermelada para desayunar gana mucho.


Una última cosa, a la hora de partirlo, hacedlo con un cuchillo que tenga sierra, porque, por su textura, es la mejor manera de cortarlo sin destrozarlo.


¡Buen y dulce provecho!






12 comentarios:

Anónimo dijo...

Buena pinta, buena pinta... y ya que te pones con las compras, ¿dónde consigues el extracto de vainilla? He dado un montón de vueltas por los super, pensando que estará escondido en algún rinconcillo de esos que se te pasa una y otra vez... Ayer hice los muffins de chocolate,mmmm, ñumi, ñumi, qué ricos!!! Besitos guapa!
Clara

Laura. dijo...

Guauuu,... yo no me atrevo, te has montado las claras a mano???? eres una máquina!

Se ve estupendo. Besos.

Bea la cocinillas dijo...

Clara,
no me recuerdes lo del extracto de vainilla que donde yo lo encontraba, en el Froiz, lo han quitado y ahora no sé dónde pillarlo, porque no está en ningún otro supermercado de por aquí. Me has tocado un tema delicado, jeje! Me alegro de que te animaras con los muffins y de que te salieran genial. Voy a crear una secta culinaria a este paso, jeje! Besos
Laura,
atrévete, que tú haces cosas todavía mucho más complicadas. Esto es muuuuuy sencillo. Y no, por supuesto, no monté las claras a mano, viva la electricidad! Si no, no podría ni estar tecleando ahora mismo de las agujetas que tendría, jua,jua! Buen finde!

Paula dijo...

ains, que ilusión me hace leer tu post, que yo sepa es la primera vez que me citan, y me hace mucha ilusión. Me alegra que te haya salido bien gracias a los consejillos. Ya sabes, ahora a por el devil food cake, jajaja

Besos. Paula

http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net

Anónimo dijo...

Hola, Bea. Te llegó mi mail?. Bueno, el extracto de vanilla lo puedes encontrar en "Santiveri", en la calle del Riego.
Te iba a comentar si habías probado los moldes de silicona, para mí, sin duda los mejores. Un beso y feliz finde!!

Bea la cocinillas dijo...

Paula,
de nada, sé como te sientes, el otro día Sara, de La dulce Sha-La, habló de mí y me hizo la misma ilu. Y no lo dudes, el devil food cake está al caer...hay que amortizar ese molde!
Anónimo,
no me llegó tu mail. Escríbeme a beatrixblanco@hotmail.com si quieres, o, mejor, dime por aquí quién eres y más rápido, jeje! Gracias por la información del extracto, estoy como loca buscando. ¿Moldes de silicona? tengo un montón y son una pasada. Recomendables cien por cien

sara dijo...

Te ha quedad de lujo, sin duda! Yo lo intenté una vez pero no me salió.. a la próxima será la vencida! jeje
Bs!

Caldebarcos dijo...

Me encanta el invento. Habrá que compar un molde de estos que este bizcochito tiene que estar delicioso. Tiene que ser una auténtica esponja.
Yo el estracto de vainilla lo encuentro en el eroski.
Biquiños guapa

Bea la cocinillas dijo...

Sara,
ánimo, que si a mí me salió, a cualquiera le puede salir, te lo aseguro. No es tan difícil, sólo paciencia y calma....
Caldebarcos,
Gracias por la información, me he vuelto loca buscando el dichoso extracto. Compra, compra el molde y prueba. Ya me contarás!

titi dijo...

Jo!! hace unos dias probé el angel cake, mi compi Toñi de las clases de cocina nos lo llevó por su cumple, y lo probamos, que ricooo!!!! me gustaria poder probar a hacerlo, porque realmente es diferente.
Besos

Magdalena de Chocolate dijo...

Investigando por tu blog me encuentro un enlace llamado "claras" y con la curiosidad de averiguar qué era eso entré... y me encuentro con este fabuloso pastel... y con que venden claras!!! yo tampoco lo sabía... de hecho, no lo creería de no ser por la foto, jaja
Un beso!

Bea la cocinillas dijo...

Magda,
pues menos mal que puse la foto, no? jeje! Tienes que probarlo, porque es muuuy facilito de hacer y sabe diferente. Yo tengo pendiente hacer la versión de chocolate! Pronto caerá.